La Diputación de Barcelona cuelga un lazo amarillo en su fachada

Los secesionistas siguen con su política de apoderarse de las instituciones de todos los ciudadanos para excluir a todos los que no piensan como ellos. La Diputación de Barcelona, organismo supramunicipal que preside la ex convergente Mercè Conesa, permite que se haya puesto un lazo amarillo en su fachada principal.

El lazo amarillo es un símbolo excluyente que ofende a los millones de catalanes que piensan que España es un Estado de derecho en el que no hay presos políticos, y Mercè Conesa ha decidido atacar a más de la mitad de la ciudadanía catalana permitiendo su colocación en la fachada noble de la institución que preside.

Conesa es alcaldesa de Sant Cugat del Vallès, y también ha puesto símbolos de exclusión y de ofensa para millones de catalanes en la fachada del edificio consistorial.

 

 

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo