Un experto asegura que el Kremlin utilizó el ‘procés’ para desestabilizar

El doctor en Ciencias Políticas por la Universidad de Barcelona Josep Bagués, en un documento publicado por el Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE), ha afirmado que el Kremlin ha aprovechado el proceso secesionista, al que bautiza como “órdago catalán” para “desestabilizar”, empleando “una política de confusión en las redes sociales”, y aspirando a “fomentar las desavenencias en Cataluña para debilitar a un socio de la OTAN”.

El IEEE es un organismo del Ministerio de Defensa, dependiente del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN). En un mensaje en la red social twitter este ente público ha matizado que “las ideas contenidas en todos los documentos publicados son de responsabilidad de sus autores, sin que reflejen necesariamente el pensamiento del instituto o del ministerio”.

Bagués, en su informe “Análisis de tendencias geopolíticas a escala global”, afirma que “el Kremlin esta aprovechado el órdago catalán para desestabilizar” y para ello emplea “una política destinada a generar confusión desde las redes sociales, en una línea similar a la utilizada para influir en las recientes elecciones de Estados Unidos”.

También asegura que el Gobierno ruso “no tiene interés especifico en España, ya que queda demasiado lejos de su área de influencia”, y lo que busca es “fomentar la desavenencias en Cataluña para de ese modo debilitar a un Estado miembro de la OTAN”.

Y concluye afirmando que “esta estrategia puede repetirse en el futuro con otros Estados europeos y desde luego puede reproducirse en nuestro propio país, vinculado al caso catalán o a otros similares”.


ElCatalán.es ha iniciado una campaña de crowdfunding para editar un libro dedicado a analizar y denunciar el adoctrinamiento escolar en los centros educativos en Cataluña. Los interesados en ayudar económicamente para poder sacar adelante este proyecto pueden hacerlo en este enlace.

Los partidos secesionistas han decidido que las escuelas catalanas no han de ser centros de educación, sino de adoctrinamiento escolar, en el que crear futuros votantes de la República catalana que ansían crear. Para eso no dudan en intentar utilizar las aulas para sus fines.

Este libro hablará con profesores, padres de alumnos y miembros de entidades cívicas constitucionalistas para denunciar la manipulación de la Generalitat en el ámbito escolar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo