Enric Millo pide a la alcaldesa de Girona que “rectifique” para mantener una interlocución con el Gobierno

El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, ha reclamado hoy a la alcaldesa de Girona, Marta Madrenas, que “rectifique su actitud para poder mantener una interlocución fluida entre el Ayuntamiento y el Gobierno de España”. “Es necesario que la alcaldesa reflexione y pase página, porque sólo así podremos volver a tener la colaboración y cooperación que siempre ha existido entre las dos administraciones”, ha añadido.

En declaraciones a los medios de comunicación a la Subdelegación del Gobierno en Girona, Millo ha explicado que “en respuesta a la actitud cerrada y de ruptura de la alcaldesa en relación al Gobierno de España, a partir de ahora nosotros consideramos necesario que la única interlocución válida con el Ayuntamiento de Girona sea a través de su alcaldesa”. “Ella dice que no quiere saber nada del Gobierno de España, pero hay muchos proyectos que se están gestionando por parte de diferentes ministerios que requieren una relación directa entre las dos administraciones”.

En este sentido, Millo ha alertado de que “la actitud de Marta Madrenas puede perjudicar el correcto desarrollo de los proyectos, y ningún gerundense podría entender que ella no quisiera hablar con el Gobierno de España en relación a asuntos que afectan directamente a la ciudad”. “Es absurdo pensar que la ciudad de Girona pueda dar la espalda a inversiones para la ciudad que requieren un trato ágil y fluido entre administraciones”, ha remarcado.

El delegado del Gobierno también ha criticado la “decisión errática de la alcaldesa, que por primera vez no invitó a ningún representante de la Policía Nacional ni de la Guardia Civil al acto del Día de la Policía Local de Girona celebrado ayer”. “Esto es una muestra más de la actitud sectaria a la que nos tiene acostumbrados la alcaldesa”, ha agredado, lamentando también que “este es el cuarto mes consecutivo en el que no se convoca la Junta de Seguridad Local de Girona, un encuentro que sirve para garantizar la necesaria coordinación entre todos los cuerpos policiales, en defensa de la seguridad de las personas”.

Por otra parte, Enric Millo ha hecho referencia a un vídeo de Carles Puigdemont diciendo desde Bruselas que no tiene ningún problema con la bandera de España. En este sentido, el delegado del Gobierno ha recordado que “en octubre del 2012, cuando él era alcalde de Girona, desapareció la bandera española del balcón del Ayuntamiento, se le hicieron requerimientos reiterados por parte de la Subdelegación del Gobierno para que la volviera a colgar, que no atendió, y por tanto finalmente, la Subdelegación del Gobierno en Girona tramitó la denuncia correspondiente en el juzgado “. “No volvió a poner la bandera española hasta que una sentencia judicial le obligó, el mes de junio de 2015, por tanto, sí que debe de tener algún problema con la bandera”, ha añadido.

Por último y en relación con el cambio de nombre de la Plaza Constitución por Plaza 1 de Octubre, el delegado del Gobierno ha señalado que “esta es una prueba más del espíritu de intransigencia y de intolerancia de la alcaldesa”. “La Plaza Constitución es un símbolo de Girona porque la Carta Magna salvaguarda todas las ideas y representa lo que nos une a todos, pensemos lo que pensemos”, ha explicado, añadiendo que “romper con esto quiere decir romper con parte de la historia de Girona “.

Enric Millo ha hecho estas declaraciones tras visitar la comandancia de la Guardia Civil de Girona, donde se están realizando obras de remodelación de las instalaciones “para mejorar las condiciones de vida de los guardias civiles que trabajan en Girona”.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo