Enric Millo en el Ecuestre: “El 155 ya no es sólo un artículo de la Constitución, es también un precedente”

El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, ha expuesto hoy la “hoja de ruta efectiva y eficaz para los catalanes” puesta en marcha por el Gobierno de España para que Cataluña “recobre el vigor que le ha hecho perder los delirios secesionistas”. Lo ha hecho en el transcurso de un almuerzo-coloquio organizado por el Círculo Ecuestre, donde ha pronunciado la conferencia “Cataluña: estabilidad, cohesión y crecimiento”.

Una hoja de ruta, ha dicho, “que nos ha llevado de ser el enfermo de Europa a estar al frente de la recuperación de toda la Unión Europea, que ha hecho del diálogo y de la estabilidad política y económica el eje de nuestra actuación y que ha sabido defender, mediante el consenso constitucional, nuestra democracia, nuestras instituciones y nuestra unidad”.

 

Enric Millo ha recordado que Cataluña ha sido y es un polo de atracción de inversiones internacionales y, en últimos años, ha sido partícipe y ha podido beneficiarse de la fuerte recuperación de nuestro país.

“El Gobierno de España es gobierno de todos los españoles. Es más, la hoja de ruta de la recuperación económica del Gobierno de España ha beneficiado especialmente a Cataluña”, ha enfatizado.

Contrario a la “dictadura de los relatos” -“una buena gestión no se inventa”-, Millo ha subrayado que cree en el poder de los hechos. Unos hechos que enumeró: “En 2017 se crearon más de 600.000 puestos de trabajo, hemos recuperado ya el 70% del empleo destruido durante la crisis y estamos a la cabeza de Europa en crecimiento económico”.

Y lo mejor, ha señalado, está por llegar porque “estamos cerca de alcanzar el objetivo de los 20 millones de españoles trabajando en 2020”.

Sin embargo, el delegado del Gobierno ha advertido de los “riesgos” que amenazan la recuperación: “El riesgo de ruptura del consenso constitucional y el riesgo de volver al camino de la inestabilidad política que sufrimos en España en el año 2016”.

“El futuro no está escrito, ni la consolidación de la recuperación económica, ganada”, ha avisado, haciendo énfasis en los peligros de “la incertidumbre política y jurídica”. Por ello, “lo que ha pasado en Cataluña con el gobierno de la Generalitat, no nos ayuda desde el punto de vista económico”.

Ha recordado, en este sentido, que “en estos años hemos tenido que responder al mayor desafío que puede afrontar un país: el ataque a nuestra soberanía nacional, a nuestra democracia, a nuestro Estado de derecho ya las bases consensuadas de nuestra convivencia, fijadas en la Constitución y el Estatut”.

El delegado del Gobierno ha añadido que “no sólo se pretendió expulsar a la Constitución y al Estatuto; se pretendió expulsar a más de la mitad de los catalanes del pueblo de Cataluña”.

Estas circunstancias obligaron al Gobierno de España “a normalizar la gestión política y administrativa de la Generalitat, aplicando el artículo 155 de la Constitución” con el objetivo de “restaurar el orden constitucional y estatutario, defender la neutralidad institucional y los intereses generales de todos los catalanes, garantizar el mantenimiento de los servicios públicos esenciales de la Generalitat y la recuperación económica, preservar los derechos de todos los catalanes y restablecer las instituciones autonómicas dentro de la legalidad, mediante la convocatoria de elecciones”.

Lo más importante de la actuación del Gobierno de España, ha explicado, “es que ahora todo el mundo sabe que la primera obligación de cualquier persona y sobre todo de los que tienen responsabilidades de gobierno es respetar la ley, y que quien no lo hace responde ante de la justicia”.

El 155, ha asegurado, “ya no es sólo un artículo de la Constitución, es también un precedente y es un procedimiento que quedará para el futuro si fuera necesario”.

Ha considerado Millo que “precisamente porque hemos demostrado que sabemos defender nuestra democracia, hoy España es un país más fuerte”, y ha añadido que “el Ejecutivo estará vigilante y no vamos a aceptar ningún otro marco legal que no sea el cumplimiento de la legalidad”.

Ahora que Cataluña y el conjunto de España vuelven a ser la locomotora de Europa “no podemos volver a pagar la factura económica y la fractura social que ha supuesto el proceso”.

Para evitarlo, el delegado del Gobierno se ha mostrado dispuesto “a hablar con todo el mundo”, a mantener “un diálogo sincero, leal y legal”. Precisamente para poder mantener este diálogo, ha pedido “un interlocutor válido”.

“No se puede pedir diálogo cuando se está alimentando la espiral del choque, cuando algunos se instalan permanentemente en la política de los símbolos, del fraude de ley y, sobre todo, cuando sólo quieren hablar sobre cómo destruir la soberanía nacional”.

Por ello, Millo ha expresado su preocupación por la actual situación política española. Ha alertado de que “el riesgo más grande que tenemos los catalanes particularmente es que algunos aprovechen esta situación para hacer saltar por los aires el consenso constitucional” y, en este punto, ha hecho un llamamiento a poner los intereses del país por delante de los intereses de partido, “a poner la gobernabilidad por delante de las encuestas”.

“Por nuestra parte -ha concluido- continuaremos dando certezas y estabilidad, seguiremos ofreciendo diálogo en el marco de la ley, defendiendo el consenso constitucional, dando seguridad jurídica y aplicando todo el peso de nuestra democracia y de nuestra Constitución para que así sea “.


Puede comprar el último libro de Sergio Fidalgo ‘Usted puede salvar España’ en este enlace de Amazon, en la web de El Corte Inglés y en la tienda on line de La Casa del Libro. Y ‘El hijo de la africana’, de Pau Guix, en este enlace de la tienda de El Corte Inglés.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo