Emilio Gutiérrez Caba: “Artur Mas ha tenido un papel básico en el declive de la tradicional sensatez catalana”

Barcelona.- José R. Palomar.

Emilio Gutiérrez Caba es uno de los actores españoles de mayor prestigio, y al mismo tiempo muy querido. Puede que sea por los recuerdos de sus intervenciones en los históricos “Estudios-1” de TVE. Luego su carrera ha ido creciendo en intensidad, alternando los tres medios: teatro, cine y televisión con la misma solidez. Por circunstancias personales, hasta hace relativamente poco fijó su residencia en la Costa Brava. Ahora vive de nuevo en  Madrid, pero su conocimiento de la realidad política catalana y su vinculación al teatro, hace que sus opiniones adquieran especial relevancia…Actualmente dirige la obra que se representa en el Teatro de la Comedia: “La cueva de Salamanca” en Madrid, que se estrenó el pasado 7 de junio.

¿Qué valoración hace de los principales acontecimientos vividos por el” procés”: el referéndum ilegal del 1 de Octubre; la proclamación unilateral de independencia, y la intervención de la Generalitat merced al artículo 155?

No es una excusa pero desde la distancia, ya que abandoné hace un tiempo la Costa Brava: en concreto Calella de Palagrugell, por eso lo he vivido a través de los medios de comunicación. Creo que las dos partes tendrían que sentarse a hablar, aunque los argumentos de la parte independentista sean poco viables , pragmáticos, y no sé si positivos para los catalanes… Ha habido tozudez por parte del Govern y del Gobierno español.

¿Es consciente de la tensión y fractura social creada?  

Sí claro. Ello es consecuencia de unos políticos que deberían solucionar problemas… y los crean. La mezcla de todo conlleva una insatisfacción , demostrando que tenemos una clase política que no sirve a los intereses de los ciudadanos…Me entristece esa fractura social de la que habla, como ciudadano del mundo, porque yo soy “del lugar donde me despierto”. Amo a Cataluña.,..tanto como a Madagascar (sonríe). España no puede tener como referencia Bélgica, ni a un paraíso fiscal…en todo caso Portugal podría ser un modelo.

¿Vislumbra la solución?

Se está engañado a la población desde ambos bandos, al descalificar al contrario. Y haciendo una lectura ambigua del pasado, que debe servir sólo para enmendar errores, no para enquistar una situación…

¿Qué le parecen los signos y cruces amarillas en las playas catalanas?

Me remiten a un sentimiento cristiano que no tengo, ¡y menos el de mártir!.. No es el lugar más adecuado el espacio público para la reivindicación de temas políticos…Estamos asistiendo a un “espectáculo berlanguiano”, empezando por Puigdemont.

Cuente:  personaje curioso ¿no?

Sí, un personaje que de forma esperpéntica ha ido pasando de una ciudad a otra utilizando la mentira, el engaño, y la teatralización.

Y el nuevo, Quim Torra , no le anda a la zaga…

Bueno…si me permite, espere a  juzgarle cuando comience a gobernar, hay que dar un margen de confianza (al margen de unos twitters lamentables…).

¿Dónde empieza todo, entonces?

Yo empecé a advertir el declive de la tradicional sensatez catalana, cuando en el 2.012º Artur Mas derivó hacia el independentismo…Me preocupa más Artur  que el propio Puigdemont.  Este señor y CIU no es progresista, sino que representa a la derecha. ¡Y ahora se ha situado más a la izquierda que Junqueras!..Heredero de una política basada en el poder a base del enriquecimiento, que puso en marcha Jordi Pujol, cuando dio a conocer su inmensa fortuna procedente de cosas poco claras…

Madrid.

¿Cómo se ve desde Madrid todo este embrollo?

Primero, le diré que los catalanes que van a Madrid son tratados con igual normalidad que si fueran de cualquier otro lugar. La gente viene aquí a trabajar, y bastante tienen con depender del gobierno central…A mí me gustaría que el nuevo presidente Pedro Sánchez y Quim Torras, se pusieran a dialogar.

La figura del Rey ¿puede ayudar?

No entiendo la campaña de los políticos independentistas contra el Rey, la frase “¡fuera borbones! está fuera de lugar. Cuando la escucho, pienso en Felipe V. Yo no soy monárquico, pero tampoco  hay que cargar las tintas. El Rey es discutible, como cualquier otro ciudadano.

Algunos dicen que se está retrocediendo respecto a la libertad de expresión…

Si se refieren a la Ley Mordaza, estoy de acuerdo y espero que se derogue en breve…Pero no se puede comparar ese recorte de la libertad de expresión, con lo que ocurría en el franquismo cuando, de entrada, no había siquiera libertad de expresión…Y esa cantinela de los nacionalistas que repiten: “¡Hay que votar!”, me parece absurda. Desde que vivimos en democracia hemos votado cientos de veces…

Dicen que TV-3 está marcada por el sectarismo, ¿lo piensa así?

En lo que respecta a los informativos, sé que hay tendenciosidad y partidismo…igual que en la televisión pública española. Pero en esta última, los trabajadores denuncian los posibles atropellos que se producen. Y los de TV-3 deberían hacer lo mismo: vestirse de negro y denunciar la manipulación…En cuanto a los programas poco puedo opinar porque hace tiempo que no la veo, al estar en Madrid…

Subvenciones.

Los teatros públicos de Cataluña, y algunos privados, reciben subvenciones millonarias de la Generalitat. Y los pequeños teatros, a duras penas pueden sobrevivir…

Si es así, me parece mal ese desagravio comparativo, y  la programación de los teatros debería regirse ateniéndose a criterios únicamente de calidad. Pero también le digo que la cultura le importa poquísimo, por no decir nada al Govern, como tampoco al Estado central.

Un actor ¿puede manifestar su ideología?

Sí claro, como cualquier ciudadano sea torero, abogado o delineante…

Sin embargo, aquí en Cataluña se comenta que algunos actores tienen más facilidades para trabajar, si comulgan con la ideología dominante del gobierno…

No tengo constancia, pero también le digo que si es así, soy contrario. El dinero es tentador para los políticos, y para cualquier ciudadano… Y no niego que puedan existir prebendas y favoritismos .

Usted habla catalán, incluso cuando aparece en algún programa de televisión en Cataluña.

¡Claro!, y me parece de lo más normal. Lo he aprendido en la calle tratando a la gente, por mi vinculación al Baix Empordà. También intento hablar inglés, francés e italiano. Las lenguas son un vehículo de comunicación, y de cultura.

¿Qué opinión le merece el nuevo ministro de Cultura, Màxim Huerta?

Le contesto lo mismo que referido a Quim Torra:  hay que darle un margen de confianza…No hay que precipitarse. Recuerdo que cuando nombraron a Adolfo Suárez me llevé las manos a la cabeza, pero posteriormente vi que me había equivocado…

¿Cambiaría algo de TVE?

No espero ya nada de la televisión pública, respecto al caso que puedan hacer a la cultura. No se programa teatro, aunque sí cine…La política cultural de las televisiones autonómicas también es nula.

¿Cómo va la obra de teatro que dirige en Madrid?.

Ayer (refiriéndose al 7 de junio), tuvo lugar el estreno, con gran aceptación. El título de “La cueva de Salamanca” viene marcada por el centenario de la universidad salmantina, y en formato de teatro clásico. Se representa en el Teatro de la Comedia en Madrid.

Y como usted no para, ¿cuáles son sus próximos trabajos?

Voy a dirigir e interpretar un recital de Fray Luis de León en Almagro, en su Festival de Teatro Clásico: personaje del siglo XVI y XVII. Tras el verano y  como actor, retomo en Baeza (Jaén) una obra de Ingmar Bergman: “Después del Ensayo”. Y lo último que he hecho en cine, es una película dirigida por Julio Medem:  “El árbol de la sangre”, que se estrenará en Noviembre.  

Que siga la racha…

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo