El famoso ‘mosso’ youtuber denigra la profesión de policía

En un contexto como el actual en Cataluña ,donde la crispacion social se manifiesta preferentemente en la impunidad de las redes sociales. Observamos diariamente la utilización de medios de difusion de la información como TWITTER, FACEBOOK, YOUTUBE , WHASTAPP o TELEGRAM, entre otros, como herramientas de acoso al contrario ideològico o de adoctrinamiento continuo de los propios acólitos .

Sorprende que en una era digital con acceso a tantos medios de información, las personas no utilicen su capacidad de pensamiento crítico y acudan diariamente a los mismos medios para recibir la “dosis” de realidad subliminal y se nieguen a contrastar la información que reciben con la que emite el “bando contrario” o, cuanto menos, otra versión diferente.

En este sentido sería potencialmente nociva la presencia de personas que aprovechándose de su adscripción laboral a Cuerpos Policiales utilizan ese plus de credibilidad social para emitir diariamente mensajes que contribuyen a perturbar la paz social y que generan intranquilidad en una parte de la ciudadanía.

Estos supuestos profesionales de la función policial deberían recordar que tod@s juramos o prometimos acatar en el ejercicio de nuestras funciones, el marco normativo vigente . Seguramente si buscaran entre sus documentos aparecerían los correspondientes nombramientos administrativos y podrían hacer memoria (no , no vale negarlo a posteriori que lo firmasteis de puño y letra).

Enmascarar sus videos, tuits, etc.. en la libertad de expresión puede ser un recurso judicial o administrativo antes las lógicas actuaciones de reacción de los diferentes organismos oficiales o autoridades judiciales pero no pueden escapar a la falta de deontología que suponen sus actos en redes sociales.

En primer lugar porque en su trabajo diario pueden observar la diversidad de la sociedad catalana y en segundo lugar porque no es la función de los cuerpos policiales los cuáles se deben a la normativa vigente. Obviar estas dos realidades evidencia una clara voluntad subjetiva de influir en la concepción de la realidad social y una falta de escrúpulos peligrosa.

¿El famoso policía autonómico youtuber será consciente de cómo perturba a diario la paz social? ¿Habrá valorado las emociones que genera en las personas que visualizan sus videos pseudo o auto propagandísticos? Porque ante la presunta inacción de sus mandos policiales directos acusa, insinúa e incluso falta al respeto a quienes piensan diferente a su ideología política. Todo para obtener la notoriedad social que no disfrutaría jamás, en atención a su bajo nivel comunicativo, si no hiciera ostentación de su profesión.

Situaciones como la descrita son una realidad objetivable en Cataluña y generan tranquilidad y motivación positiva en los afines ideológicos y las emociones opuestas en aquellos que puedan discrepar u oponerse al discurso oficialista (o sea : cualquier discurso ajeno a la normativa vigente ) .

La erradicación de estas conductas debería ser una prioridad en una sociedad democrática porque la ciudadanía estará lógicamente preocupada al interactuar con sus policías: vaya usted a saber que perfil ideológico tiene el policía con el que me toque interactuar.

Era lo que nos faltaba como servidores públicos, no teníamos bastante presión profesional con decidir en actuaciones que duran segundos, soluciones que luego se judicializan o analizan durante semanas como para ser predefinidos ideológicamente antes de bajarnos del coche patrulla.

Para concluir una apelación a la responsabilidad profesional y en especial a esos supuestos profesionales de la policía que dedican su tiempo libre (o no) a “marcar” en las redes sociales a sus propios compañeros de comisaría, unidad o patrulla: ¿Cómo juguemos tod@s a lo mismo, quien velará por la seguridad pública? Centrémonos en nuestras funciones y actuemos en base al marco normativo vigente para defender a la ciudadanía que para eso nos abonan las nóminas mensualmente.

David Hernández. Presidente de Politeia


'El complot de los desnortados' es una visión valiente y sincera de los últimos años de proceso secesionista. El autor, el ex diputado del PSC Joan Ferran, revela cómo apostó por un frente constitucionalista con Cs, y como la postura de Rivera de competir con el PP le decepcionó. En estas páginas critica la deriva nacionalista de algunos sindicalistas y 'progresistas' diversos y relata aspectos de la intrahistoria de los socialistas catalanes. Lo puede comprar en este enlace de Amazon o en este de Iberlibro. Si lo compra mandando un correo a edicioneshildy@gmail.com y paga por transferencia bancaria o paypal le costaría 15 euros, y si desea también el libro 'Desde la aspillera', del mismo autor, ingrese 21 euros. Mientras dure la actual crisis de confinamiento, los tiempos de entrega de Correos son mucho más lentos.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.