El decálogo del “procés” y la construcción nacional catalana

TOP SECRET.
Comunicado del Estado Mayor del “Procés”.
Palau de la Generalitat, Barcelona 30.07.17.

Atención: el documento adjunto contiene información “secreta”. Su divulgación se considera delito grave de alta traición.

“Hago un llamamiento a decir basta a esos interrogatorios (de la Guardia Civil) porque al final parecerá que lo que pasa en Cataluña es normal y no tiene absolutamente nada de normal.”

Carme Forcadell, 30.07.17

Decálogo del Moviment d’Alliberament Nacional Català:

1. Consideramos la Ley española como franquismo maquillado: la Constitución y su apéndice, el Estatut, son leyes autoritarias impuestas por la fuerza que merecen nuestro desprecio.

2. Las sentencias de organismos como la Comisión de Venecia, el Tribunal Constitucional o el Consell de Garanties Estatutàries se aplican cuando se ajusten a nuestro Programa Político: para el resto serán papel mojado.

3. La jerarquía legal característica de cualquier democracia carece de sentido en nuestra “Revolució dels Somriures”. En concreto:
a. Derogamos el requisito obligatorio de mayoría reforzada de 2/3 para modificar la Constitución y Estatut en Catalunya.
b. Con 48% de votos del 27S del 2015 establecemos que Junts pel Sí y CUP somos los representantes únicos del “Poble de Catalunya”; el resto pasan a ser enemigos de lesa patria.

4. Para ejecutar dicha “Revolució del Somriures”:
a. Hemos sustituido el Govern por un Consejo de Sabios o “Senedrí“: bajo la bicefalia de Puigdemont y Junqueras, Madí, Vendrell, Solé, Rovira y Llach marcarán nuestro choque unilateral.
b. Otorgamos a Òmnium y ANC derecho a control y veto al Govern.
c. Cualquier Conseller o alto cargo debe jurar fidelidad a las decisiones de los Sabios, cualquier disidencia se castigará con la purga, que se maquillará como una decisión personal de cara a la opinión pública.

5. Ejecutaremos el programa Junts pel Sí del 27S. En resumen:
a. Los Sabios (“Govern de Concentració“) prepararán las Estructures d’Estat.
b. El Parlament declarará la Independencia unilateral.
c. Se convocarán Elecciones Constituyentes para formar una “Assemblea Constituent”, que:
– Redactará una Constitución sometida a referéndum posterior.
Ninguna de sus decisiones no será susceptible de control, suspensión o impugnación por ningún otro poder, juzgado o tribunal: actuará como Poder Único que reemplazará la actual división de los tres poderes.

6. Hemos redactado tres Lleis de Desconnexió (Procés Constituent, Hisenda y Seguretat Social), que ocultamos a toda la oposición y toda la ciudadanía para evitar la acción de la Justicia. Sólo hemos presentado el borrador de la Llei del Referèndum a nuestros partidos y en acto privado.

7. Para contentar a la CUP, hemos añadido un Referéndum unilateral previo el 1-O. En concreto:
a. Modificamos la Llei Parlament para usar la Lectura Única como herramienta para forzar todo lo detallado, eliminando todo debate, enmienda y/u oposición de los representantes del 52% restante de votantes.
b. Nos auto-asignamos la organización, control e interpretación exclusiva de los resultados del Referéndum.
c. Sólo con la mitad más un voto, independientemente de la cantidad de votantes, declararemos la Independencia Exprés en 48 horas.

8. Nuestra “Revolució del Somriures” establece que la “legitimidad” prevalece sobre la Ley. Sólo los independentistas garantizamos la democracia y la plena libertad del “Poble Català”; el resto de partidos, entidades, funcionarios y ciudadanos deberán acatar la nueva legalidad o responder a las sanciones pertinentes en caso contrario.

9. Manipularemos el sentido de la Carta Universal de los Derechos Humanos, el Derecho de Autodeterminación y las directrices de la Comisión de Venecia para someterlos a nuestra voluntad.

10. Usaremos todos los recursos económicos necesarios para forzar la “Revolució dels Somriures”: se obliga a diarios y televisiones publicas y privadas a ejecutar nuestras directrices para recibir subvenciones.


Efectivamente, como decía Carme Forcadell, “ al final parecerá que lo que pasa en Cataluña es normal y no tiene absolutamente nada de normal”. Pero en un sentido situado en las antípodas al que ella se refería.

El anterior Decálogo, ficticio, es el descarnado resumen del “Procés” real: leído tal cual pondría los pelos de punta a los populistas más audaces, a los manipuladores más maquiavélicos, pero debidamente maquillado es un hermoso canto a la libertad y los “Derechos de los Pueblos”.

El kit de maquillaje, por decirlo de alguna manera, ha sido usar como “fórmula magistral” el viejo cliché romántico de la “Nació”, inventado hace dos siglos; el tridente de ”historia-lengua-cultura”. El Bálsamo de Fierabrás catalán se convertirá en remedio infalible a todos los males pasados, presentes y futuros y, lo que es mejor, sin contraindicación alguna. Cual tratamiento homeopático, el “Procés” suministra pequeñas, pero continuadas dosis, en forma de presuntos agravios comparativos continuos en tiempo y cantidad, ataques a ”nuestra” identidad, argumentos que destilan un complejo de inferioridad o superioridad en función del día y el receptor de las mismas. Su único gran mérito: que le ha ganado la batalla ideológica entre izquierda y derecha, reemplazándola por el debate identitario.

En nuestra Cataluña este maquillaje ha creado un Tótem enorme, mastodóntico, devorador de recursos económicos y necesitado de un ejército enorme de altos y medios cargos y funcionarios con sueldos astronómicos, que aumenta de tamaño y fuerza con una rapidez vertiginosa, como respuesta populista a los grandes retos de un siglo prologado por la crisis mundial del 2008.

Recordemos que un “tótem” es el principio de un determinado grupo humano (clan), que se cree descendiente de él, sea un animal, vegetal o algún objeto inanimado. Pero un Tótem carece de sentido sin una contraparte, el “antitótem”, y cuanto más diferenciada y contrapuesto mejor: de ahí la dualidad primitiva.

Así: Tótem: catalán-libertad-riqueza-honestidad-inteligencia vs Antitótem: español-dictadura-pobreza-corrupción-atraso. No nos engañemos, para construir este Tótem, esta Gran Mentira, hay que picar muy fuerte la piedra, con chovinismo y supremacismo político, económico y cultural.

Por lo tanto, en nuestro caso, entre todo lo dañino, malo y negativo, lo “español” y lo benigno, bueno y positivo, lo “catalán”, se nos pretende hacer creer que no hay nada: las responsabilidades propias, la autocrítica y el papel que juega Europa y el resto del Mundo desaparece en un análisis simplista, populista e infantil.

Y así llegamos al fruto del huevo de la serpiente: los líderes de ANC, Òmnium y AMI devoran a sus mentores de Junts pel Sí a la vez que el radicalismo antisistema de la CUP condiciona nuestro futuro. Recuerdemos, la creación del Tótem devora todo aquello que no lo representa, desde la época de las tribus indias, pasando por el fascismo y llegando a los actuales populismos de derecha e izquierda.

Qué fácil, ¿verdad? Y que simple… Lástima que sabemos que es una Gran Mentira… Pronto, muy pronto, el Tótem caerá bajo su mastodóntico peso, como un gigante con los pies en arenas movedizas…

P.D.: Leed el libro de William Golding, “El Señor de las Moscas” y entenderéis de que hablo…


Puedes colaborar con elCatalán.es para que siga con su labor de defender la Cataluña real, la Cataluña que quiere formar parte de una España democrática, participando en la campaña de crowdfunding, aquí tienes los detalles. O comprando el libro ‘La Cataluña que queremos’. Aquí, más información.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo