El Circo Raluy Legacy, o el retorno a la infancia durante un rato

 

Luis Raluy
Luis Raluy

Ir al Circo Raluy Legacy es como volver a la infancia, durante cerca de dos horas retrocedes unos años y recuerdas el tiempo en el que tu única preocupación era comerte la sopa y aprobar los exámenes. El brillante espectáculo que ofrece te atrapa de tal manera que la hipoteca, el jefe, el pago del trimestre del IVA y ese vecino insufrible desaparecen de tu mente y solo disfrutas de la magia que ofrecen.

En el Legacy tienen claro que el espectador es lo importante, y lo miman. Desde la entrada, en el que el personal te acomoda con una sonrisa, hasta la salida en el que buena parte del elenco del espectáculo se deja fotografiar, pedir autógrafos y todo lo que haga falta. Y es que en este circo todos hacen de todo, y la artista que te ha sorprendido con sus trucos de magia es la que te sirve un café, y una de las acróbatas te vende las palomitas. Tiene ese toque familiar que lo hace entrañable.

Ya el entorno te atrapa: los camiones de época y las caravanas estilo circo de toda la vida le dotan del encanto de la tradición, cuando ésta está bien llevada. Porque el “legacy” que da nombre al circo se respira desde que uno se acerca al recinto, hasta que lo abandona. El Raluy busca reivindicar, y mantener, lo que fue el mayor espectáculo del mundo, y aunque en nuestros tiempos tal vez no lo sea, sigue manteniendo buena parte del magnetismo que ha atrapado a generaciones y generaciones de espectadores en todo el planeta.

El espectáculo ahora en cartel se llama #Themagicformula, que es la que funciona: unos clowns puestos al día que ejercen de hilo conductor de todo el show, y que te hacen reír, algo tan difícil, y tan sencillo. Sandro, que es un humorista de los que no olvidas, haciendo pareja con Jurek, consigue que niños y mayores salgan contentos. Y de eso se trata. Y el maestro de ceremonias, el mago-humorista-presentador Maxi consigue que la fórmula funcione, una vez más.

Los Raluy son, ante todo, una saga circense, y desde el patriarca, Luis, hasta las nuevas generaciones encarnadas en Louisa, Niedziela y Emily, lo dan todo sobre la pista. Todos los números son asombrosos y atraen la atención del espectador, pero los que desarrollan las tres representantes de la familia son de lo más destacado de una fórmula circense que contribuye a mejorar la calidad de vida de aquellos que decidan disfrutar del show. Nosotros fuimos toda la familia y salimos encantados. Ser padre es algo muy bonito, y una de sus ventajas es que recuperas costumbres, como ir al circo, que habías dejado años atrás y ahora te preguntas por qué lo hiciste…

Niedziela y Emily Raluy
Niedziela y Emily Raluy

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.