Diada de Sant Jordi, la Diada de todos

Siempre he sostenido que el día más bonito del año y una de las tradiciones más interesantes de las que perduran en nuestros días es la Diada de Sant Jordi.

Siempre intento organizarme el día para tener tiempo para disfrutarlo, andar entre la multitud, curiosear los puestos de libros, imaginar cuál va a ser el libro más vendido, buscar la dedicatoria del libro que cada año me autoregalo y ver las innovaciones que nos ofrecen los puestos de rosas: que si se llevan las rosas de papel maché, o las rosas eternas, que si las de fieltro.

Pero en esta edición, llevo ya unos días escuchando que este año pretenden que la moda sea las rosas amarillas, ustedes ya pueden imaginar el motivo…

Me niego a permitir que el nacionalismo se intente apropiar de Sant Jordi. Me niego a que un día tan especial, con un ambiente tan plural, transversal, una costumbre que cada uno adapta a su gusto y es motivo de admiración fuera de Cataluña, sea empañada y utilizada por parte de los nacionalistas para crear más confrontación y dividir a la sociedad catalana.

Hace mucho tiempo que Ciudadanos viene reivindicando que el día de Sant Jordi debería ser la Diada de Cataluña. Hoy más que nunca es necesario, dado que la Diada hace muchos años que ya no es la Diada de todos los catalanes, y ahora ya es sólo una fecha más para las performances de unos pocos.

Reivindiquemos Sant Jordi como la Diada de Cataluña, de todos los catalanes. Necesitamos coser lo que se ha roto en nuestra sociedad en los últimos años, empezar por encontrar una festividad para todos sería un buen comienzo para todo lo que nos queda por reconstruir.

Que haya Rosas de todos los colores y libros en todos los idiomas y que cada cual elija a su gusto. ¡Yo ya tengo mi favorito! Feliz Sant Jordi a todos.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo