El campus de las hostias

La Universidad Autónoma de Barcelona se vende como un centro de enseñanza superior de calidad, con un campus idílico en el que yacer sobre el césped y con unas viviendas para estudiantes que facilitan la plena integración en su comunidad. Como imagen publicitaria está a la altura de los carteles de familias norteamericanas sonrientes de los años 50 en su Cadillacs relucientes y felices por disfrutar el American way of life.

También es el campus de las hostias. El lugar en que los discrepantes con el nacionalismo son amenazados con machetes dignos de John Rambo – ese precursor de Gabriel Rufián – , se destrozan carpas informativas, se queman banderas rojigualdas y no se borran pintadas amenazantes hacia los que osan defender la buena convivencia entre todos los españoles y critican el separatismo ‘triomfant’ catalán.

Cualquier joven de la entidad Sociedad Civil Catalana puede relatar como los defensores de la ‘revolución de las sonrisas’ secesionista les acogen cuando solo quieren repartir folletos que defienden el respeto a la ley y la conveniencia que Cataluña siga formando parte, con lealtad, del proyecto común de todos los españoles. Por supuesto, la policía nunca es tan eficiente como debería, y las autoridades académicas, encarnadas en su rectora, tienden a la equidistancia entre hostiadores y hostiados. El Forcadell style hace furor en la temporada primavera-verano del 2017.

Nada nuevo. La alegre muchachada separatista lleva décadas campando a sus anchas por el campus de las hostias. Rosa Díez. Narcís Serra. Jordi Solé Tura. Alejo Vidal-Quadras. José María Aznar. Todos ellos disfrutaron de la hospitalidad de la brigada de la porra que, promoción tras promoción, cambia el pasamontañas y la navaja por la foto de la orla. Unos se quedan garantizando las esencias de la universidad mientras los otros se van colocando en las diversas administraciones y entidades sociales que controlan. En Cataluña no hay sorpresas, se ha llegado a la situación actual porque los secesionistas tenían, y tienen, un plan.

Los catalanes, de izquierdas y de derechas, católicos y ateos, monárquicos y republicanos, que defendemos que España es una nación democrática, y que nos conviene seguir juntos, también tenemos un plan para que los defensores del campus de las hostias no se salgan con la suya. Democracia, libertad de expresión y tolerancia cero con los violentos.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.