Análisis de las propuestas fiscales de los diferentes partidos en las pasadas elecciones autonómicas

La lectura de los programas políticos permite observar anuncios por parte de los diferentes partidos concurrentes de cambios fiscales en el caso de acceder a formar Gobierno. Sin embargo, las propuestas son muy genéricas y poco concretas en la mayoría de los casos y se basan en afirmaciones líquidas con las que todo el mundo está de acuerdo (mejorar el trato fiscal de las clases medias, luchar contra el fraude fiscal…).

Ciudadanos – Partido de la Ciudadanía

Las medidas anunciadas en materia fiscal son las siguientes:

  • Política fiscal:

  • Implementación de un Plan de Choque para el retorno de las empresas que se han ido de Cataluña por culpa del separatismo. Lo conseguiremos con la aprobación urgente de un Plan de Choque para el Retorno de las Empresas que junto con un ambicioso programa de incentivos fiscales, financieros y administrativos logrará restablecer la seguridad jurídica y la confianza en la economía catalana.
  • Revisión de la fiscalidad para hacerla atractiva para atraer talento. Los impuestos sobre la renta en Cataluña son tan altos que desincentivan la atracción de talento. Identificaremos aquellos impuestos que suponen una barrera para atraer talento y los reduciremos para que nuestra comunidad vuelva a ser uno de los destinos preferidos para profesionales nacionales e internacionales de primer nivel.
  • La política fiscal debe diseñarse para atraer empresas a nuestra comunidad no para expulsarlas. Los partidos independentistas han hecho todo lo posible para convertir Cataluña en un infierno fiscal para las empresas y han aprobado cada vez más impuestos para financiar sus “estructures d’Estat”.
  • Potenciación de los incentivos fiscales para las Startups y el sector emprendedor en colaboración con el Gobierno de España.
  • Reducción de los copagos en la atención a la discapacidad y la dependencia para que sean más justos y equitativos.

 

  • Financiación autonómica:

  • Liderar la reforma del modelo de financiación autonómica defendiendo los intereses de todos los catalanes. Urge actualizar el modelo de financiación autonómica que el Gobierno de España ha sido incapaz de abordar. La reforma debe conseguir un nuevo modelo de financiación autonómica más justo que garantice un reparto equitativo de los recursos entre todas las CCAA en función de sus necesidades reales, más transparente, más justo y que incentive la corresponsabilidad fiscal entre todas las administraciones. Siete millones y medio de catalanes no merecen que el Presidente de la Generalitat de Cataluña se niegue a participar en los foros para discutir el nuevo modelo de financiación después se queje de que no se tiene en cuenta la voz de los catalanes.

 

  • Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas:

  • Rebaja del tramo autonómico del Impuesto sobre la Renta a la clase media trabajadora. Cataluña aplica la mayor presión fiscal de todo el país a los ciudadanos que están en los tramos bajos y medios de renta: los catalanes con menos recursos son los españoles que más impuestos pagan en el tramo autonómico del IRPF. Se promete la rebaja de los primeros tramos del IRPF para equiparar los impuestos que pagan los catalanes a la media nacional y devolverles todo el esfuerzo que han tenido que soportar durante la crisis y durante el fracasado proceso independentista.

 

  • Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados:

  • Reducción del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales de la vivienda tanto de compra como de alquiler. Cataluña tiene los impuestos sobre la compraventa de vivienda más altos de toda España. Para corregir esta situación se reducirá el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales estableciendo una escala progresiva.

 

  • Administración tributaria:

  • Garantía de que la Agència Tributària de Catalunya (ATC) esté al servicio de todos los ciudadanos y no sólo de la causa independentista. La ATC fue creada en el año 2007 para recaudar los impuestos de la Generalitat, pero durante los últimos años los partidos separatistas han querido convertirla en una “Hacienda propia”. Se quiere garantizar que la ATC ejerce sus competencias sin ninguna duda sobre su legalidad para devolver la seguridad jurídica a todos los ciudadanos y empresas de Cataluña.
  • Se potenciará la coordinación de l’Agència Tributària de Catalunya con la Agencia Tributaria del Estado con el objetivo de reforzar la lucha contra el fraude fiscal para que ningún defraudador quede impune.

 

Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC-PSOE)

Al ser su programa el más completo también es el partido que dedica más espacio a efectuar propuestas en materia fiscal.

 

  • Política fiscal:

    • Reforma fiscal equitativa basada en la redistribución de la riqueza, la justicia social y el reconocimiento del esfuerzo de las personas que aumente la carga impositiva de las rentas más altas y que actúe como mecanismo redistributivo a través de la provisión de servicios públicos que aseguren una redistribución favorecedora con más equidad, persiguiendo el fraude y convirtiendo la elusión fiscal en una conducta social y culturalmente reprobable además de judicialmente punible.
    • Gestión justa y eficaz de las políticas de ingresos con mayor progresividad, incrementando la recaudación y persiguiendo el fraude y la elusión fiscal.
    • Creación de un nuevo sistema fiscal. El aumento de recursos y la mejora de la equidad únicamente serán posibles si avanzamos en el establecimiento de un sistema fiscal reforzado, en el que todos los niveles de gobierno responsables trabajen coordinadamente en la lucha contra el fraude y la evasión fiscal, se impliquen en la reforma de la actual tributación sobre la riqueza en todas sus formas, en el desarrollo de una mejor y más eficaz fiscalidad ambiental y en el necesario impulso para una fiscalidad más integrada con la Unión Europea.
    • Como estrategia para fomentar la eficiencia energética y la reducción de los gases invernadero implantación de una reforma fiscal verde que mejore las figuras impositivas y su capacidad de recaudación con respecto a la imposición medioambiental. El objetivo de estas nuevas figuras impositivas será la mejora de la calidad ambiental y también de la economía en su conjunto al actuar como motor de cambio del comportamiento de los agentes económicos.
    • Promover modificaciones puntuales de la actual normativa tributaria local, autonómica y estatal para evitar situaciones de desamparo e iniquidad.
    • Creación de la capacidad fiscal de la Eurozona sostenida sobre los beneficios del BCE, el impuesto de transacciones financieras y una fracción del impuesto de sociedades con el objetivo de financiar las inversiones anticíclicas y un Seguro Europeo de Desempleo.
    • Creación de un nuevo sistema de financiación del Consejo General de Aran.

 

  • Financiación autonómica:

  • Abordar la negociación de la revisión del sistema de financiación autonómica contemplando la reasignación de los límites del déficit público impuestos a las Comunidades, negociando una quita de la deuda, introduciendo el principio de ordinalidad e impulsando los consorcios tributarios.
  • Aumento de la participación actual de las Comunidades Autónomas en el IRPF, IVA e Impuestos Especiales de manera que con los tres impuestos se cubran las necesidades de los servicios del Estado del Bienestar competencia de las Comunidades Autónomas.
  • Ampliación de los ingresos tributarios con la cesión de los nuevos impuestos creados en los últimos años que ya han sido concertados con las Comunidades Forales como los nuevos impuestos ambientales.
  • Creación de un sistema que garantice que todo el mundo es tratado de la misma forma ante esfuerzos fiscales similares. Por ello, se propone un Fondo de Garantía de Servicios Públicos fundamentales del Estado del Bienestar dotado con los recursos del IRPF, IVA e Impuestos Especiales de las Comunidades Autónomas que garantice efectivamente el acceso en igualdad de condiciones a estos servicios básicos en toda España para un esfuerzo fiscal similar.
  • Creación de un sistema que garantice el criterio de ordinalidad en los recursos finales. El vigente modelo de financiación asigna los recursos finales de manera desequilibrada y no responde a ningún criterio razonable concreto. Por ello, el modelo debe garantizar en primer lugar el criterio de ordinalidad. El criterio de ordinalidad se debe cumplir, en todo caso, en el marco del modelo de financiación por lo que la ordenación en los recursos finales de cada Comunidad Autónoma, tras la necesaria nivelación entre Comunidades Autónomas, no difiera de la ordenación de sus recursos tributarios antes de nivelación.
  • Convergencia entre el régimen común y el régimen foral de financiación. Independientemente del modelo de financiación que se aplique, sea el régimen común o el régimen foral, los recursos finales deben ir convergiendo. Por ello, se propone que las Comunidades Forales participen también en el Fondo de Garantía de Servicios Públicos fundamentales del Estado del Bienestar.
  • Los gobiernos autonómicos deben ser política, fiscal y financieramente responsables ante la ciudadanía y también ante todo el país. Fomento de la corresponsabilidad fiscal en el sentido de mejorar la capacidad normativa de los impuestos cedidos y compartidos, especialmente, el IRPF.
  • Acordar, conjuntamente con el resto de Comunidades Autónomas y el Gobierno central unos límites a la competencia fiscal a la baja en determinados impuestos tales como el impuesto de sucesiones y el de patrimonio.
  • La estructura básica del modelo que proponemos es muy simple y elimina muchos de los problemas técnicos y políticos que han incidido en la inestabilidad y opacidad de los resultados finales del modelo actual. No sólo es necesario que se publiquen los resultados a tiempo y de forma comprensible y comparable entre todos los sistemas de financiación – tanto de régimen común como los de convenio y concierto -, sino que, en el marco de un Senado federal reformado, se genere un debate anual sobre la base de los resultados obtenidos con el conjunto de sistemas de financiación aplicados en todas las Comunidades Autónomas y sobre las necesidades de actualización, evolución de la equiparación y reforma, en su caso. Por ello, proponemos dar más relevancia a órganos técnicos independientes que faciliten la información y la inspiración necesarias para la efectiva confluencia de voluntades propia de un Estado federal.

 

  • Financiación local:

    • Impulso de un nuevo sistema de financiación local mediante la Ley de Haciendas Locales que se rija por los principios de suficiencia de recurso, equidad, autonomía y responsabilidad fiscal.

 

  • Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas:

    • Modificación del tramo autonómico del impuesto sobre la renta de las personas físicas con el objetivo de reducir los tipos mínimos, suavizar los tipos de las rentas medias e incrementar los tipos de las rentas más altas.

 

  • Impuesto sobre el Patrimonio:

    • Modificación del Impuesto sobre el Patrimonio establecido en el Decreto-ley 7/2012 para que grave de manera más intensa los grandes patrimonios como paso previo y transitorio en el establecimiento de un impuesto a la riqueza.

 

  • Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones:

    • Modificación del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones para volver a los niveles de ingresos de 2010 a partir de una reducción significativa y selectiva de los beneficios fiscales derivados de la normativa catalana.

 

  • Tributos propios:

    • Revisión de los diversos beneficios fiscales que aplica la Generalitat y eliminación de aquellos que son claramente regresivos.
    • Mejora de la gestión tributaria en relación al Impuesto sobre las viviendas vacías establecido por la Ley 14/2015.
    • Recuperación del Impuesto sobre Depósitos Bancarios definido por la Ley 4/2014, de 4 de abril, del impuesto sobre los depósitos en las entidades de crédito y el impuesto del Impuesto sobre Transacciones Financieras.
    • Modificación de la actual Ley sobre el Impuesto de Estancias Turísticas para dotar de mayor autonomía a los municipios a fin de que sus recursos sirvan para hacer promoción turística del conjunto del país pero también para paliar los efectos del turismo sobre el territorio.
    • Reducción de las tasas universitarias.
    • Estudios de figuras impositivas que permitan dotar de los programas que serán necesarios para afrontar los cambios en el mercado laboral como consecuencia de la robotización.

 

  • Lucha contra el fraude fiscal:

  • Desarrollo de un Plan de prevención y reducción del fraude fiscal para luchar de manera decidida contra el fraude, la evasión fiscal y la economía sumergida que mejore la conciencia fiscal de la ciudadanía y que actúe de forma inequívoca contra los paraísos fiscales gravando los desplazamientos geográficos de los beneficios que llevan a cabo algunas multinacionales.
  • Mejora de la conciencia fiscal de la ciudadanía haciendo pública la lista de defraudadores y no aprobando amnistías fiscales.
  • Impulsar, junto con los socialistas en el Congreso, la modificación del artículo 305 del Código Penal para que se agraven las penas en los delitos fiscales.
  • Elaboración de una estrategia de lucha contra la economía sumergida que incremente las inspecciones, endurezca las sanciones para los infractores y fomente la coordinación entre las Administraciones.
  • Lucha contra la evasión y el fraude fiscal, dentro y fuera de la Unión, con la creación de una Agencia Tributaria Europea, intercambio automático de información tributaria, una lista europea de paraísos fiscales, una lista de evasores fiscales transfronterizos y protección europea para los informantes.

 

  • Administración tributaria:

  • Creación del Consorcio Tributario de Cataluña entre la Agencia Tributaria del Gobierno central y la Generalitat de Cataluña. Este Consorcio, contemplado en el Estatuto de Autonomía de Cataluña, compartirá la gestión, recaudación, liquidación e inspección de todos los impuestos que se pagan. Debe ser una manifestación clara del autogobierno y corresponsabilidad fiscal anteriores y debe permitir mejoras de gestión y de inspección tributaria y unos mecanismos de liquidación de ingresos mucho más transparentes, ágiles y cuidadosos que los actuales. Al mismo tiempo refuerza la función de los tributos como herramientas de relación entre los gobiernos y la ciudadanía.

 

Partido Popular de Catalunya

Las medidas anunciadas en materia fiscal son las siguientes:

  • Financiación autonómica:

    • Pactar un nuevo sistema de financiación autonómica, que respete los principios de justicia, igualdad, solidaridad, ordinalidad y sostenibilidad que garantice la prestación de servicios públicos de calidad.

 

  • Política fiscal:

    • Reducción de las cargas fiscales a las empresas para volver a hacer de Cataluña una región empresarialmente atractiva. Eliminación de las trabas burocráticas y los excesos fiscales impuestos por la izquierda independentista.
    • Acompañamiento fiscal a las empresas que respeten y promuevan un clima favorable a la maternidad y a la paternidad.
    • Batería de bonificaciones fiscales para que las empresas contraten a mayores de 45 años.

 

  • Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas:

    • Simplificación de todos los tramos autonómicos del IRPF favoreciendo especialmente a las rentas medias y bajas.
      • Reducción en un 17% el IRPF de las rentas menores a 12.500 euros, que pasarán a tributar al 10%.
      • Rebaja en un 13% del IRPF de las rentas menores a 18.000 euros, que pasarán a tributar al 11,5%.
      • Reducción en un 12% del IRPF de las rentas menores a 24.321 euros que tributarán al 13%.
    • Desgravación fiscal de un 30% del coste de las escuelas infantiles de iniciativa social y privada.
    • Creación de una deducción autonómica del 15% de los gastos educativos de los niños con un límite de 1.000 euros.
    • Incremento de la deducción autonómica del IRPF por nacimiento, adopción y acogimiento de menores.
    • Introducción de desgravaciones fiscales progresivas sobre el coste de la mutua médica.
    • Incremento de las desgravaciones por alquiler, especialmente, en el caso de jóvenes, personas con discapacidad y otros perfiles que requieren especial atención.

 

  • Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados:

    • Reducción a la mitad del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales tanto para bienes muebles como bienes inmuebles. La tasa de los bienes muebles pasará, en su tipo general, del 11% al 6%.
    • Rebaja del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados que pasará del 1,5 al 0,75% para documentos notariales.

 

  • Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones

    • Bonificación al 99% del Impuesto sobre Donaciones cuando vaya orientado a la compra de la vivienda habitual o al inicio de una actividad económica.
    • Bonificación al 99% del Impuesto sobre Sucesiones en las transmisiones de padre a hijos.

 

  • Tributos propios:

    • Supresión de algunos de los tributos propios que ha creado el bipartito de Puigdemont y las radicales de las CUP como el impuesto sobre las grandes superficies comerciales, el impuesto de activos no productivos de personas jurídicas, el impuesto sobre elementos radio-tóxicos, el impuesto sobre las bebidas azucaradas y los diversos impuestos sobre emisiones.
    • Rebaja en un 30% de las tasas universitarias en primera convocatoria.

 

  • Administración tributaria:

  • Posibilidad de aplazar el pago de impuestos autonómicos durante tres años para los negocios y las pymes de nueva creación.
  • Posibilidad para los nuevos autónomos de aplazar el pago de tasas e impuestos autonómicos durante dos años si sus ingresos no les permiten cubrir el salario mínimo.

 

Conclusiones:

Las cuestiones relativas a la fiscalidad son contempladas de forma más completa en el programa del PSC aunque muchas de ellas son muy genéricas. Únicamente en relación con la financiación autonómica se detallan propuestas más concretas.

En los programas del PSC y de Ciudadanos no aparece ningún número.

Aunque poco numerosas, las medidas fiscales del PP son las más concretas.

Los programas fiscales del PP y del PSC son incompatibles en relación con el sentido de las reformas fiscales de uno y otro. Mientras que el PP apuesta por reducir la fiscalidad, el PSC apuesta por lo contrario, incrementar las figuras y el nivel de presión fiscal. Por lo que respecta a Ciudadanos, al igual que el PP, opta por reducciones impositivas aunque no anuncia ninguna mejora concreta más allá de bajar los tipos en los primeros tramos de la tarifa autonómica del IRPF.

En ninguno de los programas políticos se contempla la mejora de los derechos y garantías de los obligados tributarios en sus relaciones con la Administración tributaria.

José María Tovillas Morán es profesor de Derecho Financiero y Tributario en la Universidad de Barcelona.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo