Fernández Díaz: “El castellano es tan oficial como el catalán en el Ayuntamiento”

Con Xavier Trias de Alcalde Barcelona se convirtió en la punta de lanza del proceso separatista. ¿Cuál es la situación ahora?

Con Colau existe un pacto de colaboración con el independentismo, la alcaldesa respalda aspectos como formar parte del Pacto Nacional por el Referéndum y respaldar una consulta de adhesión a la AMI. También ha renunciado defender los intereses de Barcelona ante la Generalitat en cuestiones tan esenciales como la sanidad, la educación, atención a mayores y personas con discapacidad o financiar actuaciones como el traslado de la prisión Modelo o la Línea 10 de metro que corresponderían al gobierno de la Generalitat. Les une la independencia y les separa Barcelona, cuando debería ser al revés.

ERC y el PdeCAT quieren atraer a Ada Colau a la trinchera del secesionismo. ¿Cuál es su pronóstico?

Colau ejerce un discurso ambiguo sobre el independentismo con la intención de obtener réditos electorales propios, por eso a veces no duda en ejercer de portavoz del independentismo en Barcelona. Durante los dos años de mandato ha intentado acercarse a ERC, porque en un futuro sabe que necesitará su apoyo para aprobar los presupuestos. La intención de Colau es reeditar un tripartito de izquierdas como el que gobernó más de 32 años Barcelona, en la que estén PSC y ERC junto a BComú.

¿Cuál es el estado del castellano dentro del reglamento de usos lingüísticos de Ayuntamiento de Barcelona?

El castellano es tan oficial como el catalán en el Ayuntamiento, y por tanto deben utilizarse siempre ambas lenguas para dirigirse a los barceloneses. Una sentencia del TSJC sobre el Reglamento Lingüístico del Ayuntamiento impugnado por el Partido Popular en 2012 lo avala. Por tanto, los barceloneses deben elegir libremente en qué idioma se relacionan con el Consistorio y este debe usar el bilingüismo. Fue lamentable que la alcaldesa Colau viera normal utilizar lenguas extranjeras como el árabe, tagalo, o urdú, y en cambio excluye el castellano en las comunicaciones del Ayuntamiento.

Josep Garganté dejará en breve de ser regidor. ¿Cómo lo valora?

Su tatuaje en la mano con la palabra odio lo dice todo…

Por cierto, Garganté seguirá en el Consejo de Administración de TMB. ¿Qué implica esta situación?

La bronca no es sinónimo de eficacia, ni en la defensa de la calidad del transporte, ni en dar defensa de los derechos de los trabajadores.

Usted ha sido uno de los autores del libro “La Cataluña que queremos”, que sirve de apoyo para el nacimiento de “elCatalán.es”. ¿Era un proyecto necesario?

Es un proyecto necesario para dar voz aquellos que defendemos una Catalunya dentro de España, desde un punto de vista de concordia y respeto. Actualmente, hay muchos medios de comunicación digitales que dan voz al independentismo y  silencian aquellos que no comparten la hoja de ruta independentista. Con la posibilidad de un referéndum o una declaración unilateral de independencia, aquellos catalanes que nos sentimos españoles necesitamos de proyectos como “elCatalán.es”, para unir nuestras fuerzas ante aquellos que nos quieren separar.

Es momento de cambiar este hartazgo del bucle independentista en el que desde hace años se está centrando el presente y futuro de Cataluña desde un debate que olvida las que deben ser las prioridades: crear empleo, más políticas sociales,  lucha contra la pobreza y la mejora de la seguridad.  El debate independentista acabará en nada y en una gran frustración en aquellos que de buena fe se creyeron que con la independencia se iban a resolver los problemas de Cataluña. Se creyeron aquellas proclamas de unos gobernantes independentistas que les dijeron que era factible la separación como pretexto para tapar las incapacidades de esos mismos gobernantes para resolver los problemas de los catalanes y aportar soluciones. Esperemos que “eCatalán.es” escriba algún día no muy lejano que el famoso ‘procés’ es la historia de un fracaso para dar paso a una Catalunya plural y de todos.

¿Cómo afecta a su labor municipal los escándalos de corrupción de su partido en otras comunidades autónomas?

Se están impulsando medidas para impedirlo en el presente y futuro. Lamentablemente estos últimos años han habido demasiados casos vinculados a la corrupción. La corrupción siempre es inaceptable en cualquier partido, pero ofende particularmente cuando es en el tuyo propio.

¿Qué debería hacer el PP nacional para atajar esos casos?

Desde el Partido Popular ya estamos actuando al máximo para evitar la corrupción, prevenirla y actuar con rapidez en el caso de sospecha. La pasada legislatura se aprobaron leyes muy importantes para evitar e impedir la corrupción: la reforma de la Ley de partidos y la Ley de financiación de partidos. Además, el Partido Popular ha creado la ‘Oficina del Cargo Popular’, órgano interno que servirá para prevenir y perseguir la corrupción, vigilando la conducta de sus dirigentes y abrir investigaciones si es necesario. Esta oficina la dirigen personas del partido con contrastada trayectoria, que auditaran toda la información, fiscal, financiera y laboral de los más de 25.000 cargos del PP en toda España.

¿Ve posible una alternativa constitucionalista para gobernar el Ayuntamiento de Barcelona en el 2019?

Espero que estos dos primeros años del Gobierno de Colau solo sean un mal sueño, y el inicio de sus dos últimos años antes de las próximas Elecciones municipales de 2019. Es necesaria una movilización para la mejor Barcelona, poniendo nuestra ciudad por encima de siglas de partidos. Si Colau ha podido gobernar ha sido porque no solo ha tenido socios de gobierno, sino también cómplices en la oposición, y en la que la fragmentación política y el proceso independentista han sido sus aliados para impedir una alternativa sólida. Apuesto por una Barcelona construida desde la centralidad, ya que actualmente está escorada en su izquierda más extrema y complaciente con el independentismo. Ahora es difícil conseguir mayorías en el Ayuntamiento de Barcelona ya que con siete partidos políticos el reparto de escaños queda muy atomizado y el PSC se ha convertido en un apéndice de Colau. Todavía es pronto para hacer pronósticos ya que quedan dos años largos en los que puede pasar de todo. Barcelona debe unir lo que la independencia separa.


Si quiere colaborar para que elCatalán.es sea un diario digital que defienda a la Cataluña real, aquí tiene la información de la campaña de crowdfunding.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo