18-M. Tomemos de nuevo la bandera del ‘seny’

Recuerdo el 19 de Marzo de 2017 en que con el lema de Aturem el Cop Societat Civil Catalana y otras organizaciones amigas, salimos a la calle para manifestar nuestra repulsa ante el golpe de estado que se estaba perpetrando en Cataluña. En aquella ocasión las miles de personas que nos acompañaron fueron los auténticos precursores de la enorme explosión que aconteció en los siguientes 8 y 29 de Octubre en que la gran masa social silenciosa y silenciada habló por fin.

Exactamente un año después el escenario catalán sigue siendo dramático con candidatos a president fugados, refugiados o en la cárcel y mientras el pueblo catalán, el conjunto de españoles y la entera ciudadanía europea, asistimos atónitos a una orquestada patraña de sectores y partidos secesionistas, expertos en el arte de la confusión, la mentira y la manipulación social.

Pero algo ha cambiado en la escena. Miles de empresas han abandonado Cataluña, el fantasma de la quiebra económica es una clara realidad, sectores empresariales, sociales, asociativos y de personal relevancia, han renegado ya públicamente del procés y abandonado el camino de la república que se pretende conseguir por asalto e invasión fuera de la Ley.

Múltiples amenazas nacionales e internacionales se ciernen sobre Cataluña y hasta el colectivo empresarial alemán en nuestro país se desmelenó recientemente ante la primera autoridad catalana en funciones, con setecientas empresas con las maletas hechas.

El desgobierno, la ausencia de representación política, la inactividad parlamentaria y la general desidia, por supuesto a excepción de los partidos constitucionalistas que reclaman una solución inmediata aunque sea con unas nuevas elecciones, están creando un clima en que cada vez más gente cree que el 155 está cumpliendo su cometido sin que se vea la necesidad de disponer de un gobierno catalán que gobierne y por tanto ahorrar los muchos millones de euros que nos cuesta mantener a los políticos, ahora ya desde hace cuatro meses.

El próximo domingo 18 de Marzo, en la convocatoria de Societat Civil Catalana, todos tenemos la oportunidad como catalanes, españoles y europeos, de una vez más alzar la poderosa voz de la mayoría social, pacífica y democráticamente, de llenar Barcelona con las banderas oficiales que representan el futuro del país, de un país solidario en convivencia y progreso.

Grandes construcciones se han derruido tan solo eliminando una pieza en la base al representar el pilar principal de soporte de todo. ahora tenemos a nuestro alcance ese punto débil, podrido y quebrado. Aprovechemos el momento para eliminarlo el próximo domingo.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo