TV3 y Catalunya Radio en la diana. Sergio Santamaría denuncia sus manipulaciones en el Parlamento Europeo

parlamento europeo

(Aquí pueden ver el vídeo con la intervención de Sergio Santamaría en el Parlamento Europeo)

Texto de la intervención de Sergio Santamaría en el Parlamento Europeo para denunciar las manipulaciones de TV3 y Catalunya Ràdio:

TV3 y CATALUNYA RADIO dependientes de la CORPORACION CATALANA DE MEDIOS AUDIOVISUALES tienen un problema. Los hechos expuestos por mí en el Parlamento Europeo demuestran sin ningún género de dudas, que la televisión y radio públicas de Cataluña están al servicio de la independencia.

El poder regional en Cataluña ha utilizado un instrumento que debería estar al servicio de todos los catalanes únicamente en exclusivo interés de la opción separatista que ni es mayoritaria ni es representativa del conjunto de la sociedad catalana.

Porque la sociedad catalana es plural y diversa la misión de informar y contribuir a formar una opinión pública libre y veraz exige respetar escrupulosamente la objetividad e imparcialidad de los medios de comunicación que se financian con el dinero de todos los ciudadanos.

Y no sólo eso, además exige respeto, consideración y estima por todas las opciones aunque no sean compartidas por quienes gobiernan, dirigen las instituciones catalanas y nombran a su vez a los equipos directivos de la televisión y radio públicas.

Deben saber que el respaldo ciudadano a la independencia de Cataluña no va más allá de dos millones de personas y sin embargo en Cataluña hay siete millones y medio de personas aproximadamente.

No obstante, el contenido y la línea editorial de los medios públicos catalanes sólo van dirigidos a fortalecer el camino a la independencia, denigrando y despreciando a todos aquellos que estamos en contra y defendemos la legalidad constitucional y el Estado de Derecho.

Y desgraciadamente, desde que sus señorías acogieron mi petición la situación ha ido a peor hasta el punto de que muchos catalanes ya no se informan a través de los medios públicos hartos de ver cómo se les insulta y menosprecia sin pudor.

Estamos cansados de comprobar cómo se adoctrina a los niños, cómo se manipulan los hechos, cómo se alimenta un clima de división social, cómo se ejerce sin límite alguno lo que llaman “libertad de expresión”, cómo se colocan sólo a los profesionales afines ideológicamente y cómo se derrochan abundantes recursos públicos con una deuda imparable y con una situación financiera difícilmente sostenible.

He venido personalmente a defender mi petición y a denunciar ante el Parlamento Europeo está lamentable situación porque el Gobierno de España no ha hecho nada para impedirlo y porque el Gobierno y el Parlamento de Cataluña son los últimos responsables de lo que está pasando.

El artículo 20 de la Constitución española reconoce como un derecho fundamental de sus ciudadanos “comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión”.

También que la ley regulará la organización y el control parlamentario de los medios de comunicación social dependientes del Estado o de cualquier ente público y garantizará el acceso a dichos medios de los grupos sociales y políticos significativos, respetando el pluralismo de la sociedad y de las diversas lenguas de España.
Añade que estos derechos y libertades tienen su límite, entre otros, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia.

Pues bien, en Cataluña estos derechos y libertades consagrados constitucionalmente son sistemáticamente pisoteados por el poder regional del separatismo.

La relación de episodios demostrativos de la veracidad de mi alegato es tan extensa que en el corto espacio de tiempo del que dispongo resulta imposible realizar.

Les ruego que si no lo han hecho lean con atención el escrito presentado y comprueben que todo lo que se dice está acreditado y contrastado, sin que haya sombra alguna de falsedad.

Es legítimo que sus señorías se planteen porqué estoy aquí y no haciendo lo mismo ante las instituciones españolas.

Sucede que allí se han desentendido del problema y de su magnitud. Es el último recurso del que disponemos todos aquellos que nos sentimos afectados y abandonados por las instituciones políticas españolas y catalanas.

Una muestra reciente de la gravedad de la situación es que mañana los directores de TV3 y Catalunya Radio deben declarar ante un Juez de Barcelona por su presunta participación en el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017. Concretamente, por haber he hecho difusión de los anuncios institucionales del 1 de Octubre para promover la participación en dicho referéndum a pesar de haber sido prohibido por el Tribunal Constitucional Español.

Y ciertamente existe unanimidad en las críticas por parte de los representantes políticos catalanes contrarios a la ruptura del marco constitucional español, quienes vienen denunciando permanentemente el carácter sectario de una radio y televisión pública orientada al servicio de la causa separatista.

Se trata de un aparato propagandístico impropio de una democracia consolidada que deja a la mayoría de la población catalana sin un referente objetivo y neutral a la hora de obtener información y poder participar en los asuntos públicos.

¿En qué televisión pública de sus países tolerarían que su Presidente de Gobierno fuera comparado con Hitler?

¿En qué televisión pública banalizarían el nazismo?

¿En qué televisión pública compararían a un líder democrático con el mayor genocida de la Historia de Europa?

¡Sólo en TV3!

Miren, hace casi un año participé como invitado en un programa informativo de la televisión pública catalana y lo que allí vi y viví fue lamentable. Esa experiencia personal me impulsó a presentar esta petición.

El acoso y derribo que desde TV3 se practica hacia quiénes no somos separatistas es total. La propaganda en favor de la independencia de Cataluña está por todas partes.

La manipulación que ejercen sus presentadores y colaboradores es inmensa y el dinero que destinan a esa operación antidemocrática es muy abundante.

Han convertido la televisión de los catalanes en la televisión de los secesionistas.

Y además lo han hecho ridiculizando, insultando y silenciando a los que discrepamos y manifestamos públicamente nuestro rechazo.

Por eso les pido que tras el debate que mantengan en esta sede concluyan con la necesidad de advertir a las autoridades españolas y catalanas que se están vulnerando derechos fundamentales de los ciudadanos catalanes.

Y les solicito que insten a los responsables y dirigentes políticos que gobiernan en Cataluña a dejar de utilizar para sus fines ilícitos y antidemocráticos los medios de comunicación públicos, porque son de todos y no solo de los que quieren dividir España.


Ediciones Hildy acaba de publicar ‘Por nuestras calles’, el último libro del profesor titular de Matemática Aplicada de la UPC y escritor Miquel Escudero. Este libro articula breves textos donde se habla de Europa y de referendos, de terrorismos y de trampas, de banderas y de consignas, de franquezas y de engaños. En estas páginas se argumenta a “favor de una España liberal, igualitaria y plural, volcada en la convivencia y en la expresión de la conciencia de todos sus ciudadanos”. Lo puede comprar en este enlace de Amazon.

 


‘50 hazañas de TV3’ es el último libro de Sergio Fidalgo, en el que ofrece 50 ejemplos que demuestran las malas artes de una televisión pública que se ha convertido en una herramienta de propaganda en manos del secesionismo. Insultos al Rey, faltas de respeto a líderes constitucionalistas, manipulaciones informativas... Se puede comprar en este enlace de Amazon. Si lo quieres dedicado manda un correo a edicioneshildy@gmail.com y pregúntanos como pagar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.