Sostiene Isabel Coixet

He visto con gusto y admiración La librería (‘The Bookshop’), la película decimocuarta de las dirigidas por Isabel Coixet. Leo ahora la entrevista que Anatxu Zabalbeascoa le ha hecho para El País Semanal. Esta película, dice, costó diez años que viera la luz porque quienes debían producirla no veían el guión en su misma onda; al final (‘lo intenté a tope’) obtuvo una coproducción hispano-británico-alemana. De familia obrera, Isabel Coixet es aficionada a la lectura y al flamenco. Una mujer dispuesta a levantarse cuando las cosas van mal, y que quiere disfrutar del afecto sin distinción de clases y categorías.

Hace unos meses, la Feria de Fráncfort le dio a este guión de Isabel el premio a la mejor adaptación literaria. ¿Por qué cambió el final de la novela de Penelope FitzGerald? No buscaba una película más comercial, sino un sentido, una semilla. Y no quería un final demasiado desesperanzador. Isabel Coixet sostiene que “muchas buenas personas juntas pueden resultar dañinas, y cuando alguien tiene que recordar todo el rato lo buena persona que es…, sal corriendo”. Queda claro.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo