Los separatistas y los comunes se alían para no condenar la violencia en Cataluña

Xavier Domènech y Pablo Iglesias en una imagen de archivo

Los separatistas y los comunes se han aliado hoy en el Parlamento de Cataluña para no condenar los actos violentos que han tenido lugar en las calles catalanas los últimos días a raíz de la detención de Carles Puigdemont.

JxCAT, ERC, la CUP y los comunes han votado en contra de una petición del Partido Popular que textualmente defendía: “La violencia jamás puede ser considerada un instrumento legítimo de reivindicación y no existe justificación alguna para sus autores. Por este motivo el Parlament condena enérgicamente los actos violentos en los que han desembocado las recientes concentraciones convocadas por la ANC, Òmnium Cultural y los llamados Comités de Defensa de la República. Los asaltos violentos a instituciones, los destrozos de mobiliario urbano, el corte de carreteras que afecta a miles de catalanes y los ataques contra los cuerpos policiales de los últimos días son propios de comportamientos antidemocráticos que deben recibir el rechazo unánime de las instituciones democráticas”.

PSC, Cs y Partido Popular han sido los únicos que han votado a favor de condenar los actos violentos de estos días en Cataluña, actos que están sirviendo para coartar la libertad de los ciudadanos catalanes que se ven en muchas ocasiones secuestrados por las acciones de los Comités de Defensa de la República.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo