Esperanza y cambio

A veces, lo imposible se hace posible. Eso es lo que ha sucedido con a moción de censura que presentó Pedro Sánchez -por dignidad, según dijo-, contra viento y marea y que casi nadie pensaba que saldría a delante.

Sin embargo, las ganas de echar a Mariano Rajoy y al PP, por su arrogancia y manera de comportarse, sumadas al hartazgo por la corrupción, han actuado como galvanizador para aglutinar a una auténtica sopa de letras que ha juntado sus votos para desalojar a Rajoy de la presidencia del Gobierno y, por consiguiente, de la Moncloa y al PP del Ejecutivo.

Joan Tardà (ERC) lo definió perfectamente en su intervención cuando dijo: “el ‘sí’ a Pedro Sánchez es un ‘no’ a Mariano Rajoy”.

Tiempo tendremos para hacer un análisis en profundidad de todo lo sucedido, pero, en mi opinión, el partido Popular equivocó su estrategia ante la iniciativa de Pedro Sánchez.

En la primavera de 2017 Podemos presentó una moción de censura que tardó más de un mes en sustanciarse. En cambio, en esta ocasión Ana Pastor (presidenta del Congreso) ha acortado sustancialmente los tiempos. El PSOE entraba su moción a registro el 25 de mayo y el 31 se iniciaba el trámite y al día siguiente la votación.

Es muy probable que los populares con Rajoy a la cabeza minusvaloraran la iniciativa de los socialistas y pensaran que era una alcaldada de Sánchez para tener algo de protagonismo. Por eso, creyeron que cuanto antes se quitaran aquel engorro de encima mejor.

Quizás, si hubieran hecho un análisis más ajustado a la realidad y se hubiesen dado más tiempo, habrían tenido, por lo menos, la posibilidad de ver como de caldeado estaba el ambiente y tal vez hubiesen podido buscar algunas complicidades. Las mismas que tuvieron pocos días antes para aprobar los presupuestos generales, y ahora les han dejado colgados.

Como dice un viejo amigo, no deja de ser curioso que la tan criticada justicia española que según algunos estaba aliada con el Gobierno, ha sido el detonante para echar a los corruptos de ese mismo ejecutivo con el que se supone que se había compinchado.

La sentencia del caso Gürtel, en especial la referencia que hace el tribunal a que el PP creó una estructura financiera y contable paralela a la oficial al menos desde 1989.

También que los magistrados de la Sala de lo Penal compartieran la visión de la Fiscalía, que cuestionaba la veracidad de las declaraciones de Mariano Rajoy, ha sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia y la tolerancia política.

Pedro Sánchez no lo tiene fácil. Con 84 diputados (esos son los que tiene el PSOE en esta legislatura) es muy difícil gobernar. Los socialistas van a necesitar de mucho dialogo, de mucho acuerdo y de mucho pacto. Se va a necesitar algo más que la geometría variable de otras etapas para salir adelante.

Pero hay que felicitar a Sánchez, primero por su coraje para presentar la moción y después por su tono en el debate. Espero poderle felicitar dentro de un tiempo por la acción el frente del Gobierno.

Ahora vamos a entrar en unos días de especulación. Veremos si Sánchez forma gobierno con su guardia de corps o, por el contrario, hace una incorporación más o menos amplia de aquellas fuerzas políticas que le han dado soporte para llegar a la presidencia e incluye a alguna persona de reconocido prestigio.

Sin solución de continuidad serán las fuerzas políticas las que reclamen al inquilino de la Moncloa su trozo de cielo. Todos, como es lógico, querrán rentabilizar su inversión. Por todo ello, llegarán situaciones difíciles, problemas complicados y días en que algunos cuestionaran si valió la pena.

Tiempo al tiempo. De momento en este país hay un estallido de alegría. Parece que estos días el aire es más limpio y se respira un poco mejor. No hay corruptos en el gobierno. En el horizonte se ve la luz de la esperanza y muchos tenemos la sensación de que el cambio ha llegado para quedarse.

Démosle una oportunidad a la ilusión.

Bernardo Fernández


Puede comprar el último libro de Sergio Fidalgo ‘Usted puede salvar España’ en este enlace de Amazon, en la web de El Corte Inglés y en la tienda on line de La Casa del Libro. Y ‘El hijo de la africana’, de Pau Guix, en este enlace de la tienda de El Corte Inglés.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo