Entrevista al Movimiento Asamblea Nacional para la Libertad de Tabarnia (MANOLITA)

Imagen de una manifestación constitucionalista en Barcelona en octubre del 2017

Un grupo de catalanes que se sienten españoles, que están enamorados del proyecto de Tabarnia, y que se mueven en redes sociales y chats para defender este concepto, han impulsado el Movimiento Asamblea Nacional para la Libertad de Tabarnia (MANOLITA). Esta iniciativa no tiene nada que ver con la Plataforma por Tabarnia, la entidad que escogió a Albert Boadella como presidente en el exilio y que es la heredera de BCN is not Catalonia, la asociación que creó la idea de Tabarnia. Pero simpatizan con sus fines y por eso han impulsado, desde el buen humor, este ‘Movimiento Asamblea’. Esta entrevista ha sido contestada de manera colectiva por Gema, Rubén, Javier, Gonzalo y Yolanda….

¿En qué consiste el Proyecto MANOLITA?

El Movimiento Asamblea Nacional para la Libertad de Tabarnia (MANOLITA) pretende el derecho a decidir de la Nación Tabarnesa para separarse del resto de la región catalana. Pediremos la separación si no se respetan nuestros derechos como vienen haciendo los nacionalistas desde hace ya demasiado. No solo el más obvio, que es seguir siendo españoles, sino todos los que los han pisoteado los últimos cuarenta años. Somos una nación, que tiene dos lenguas propias. Sentimos una inmensa lástima por esos españoles de Tractoria que sólo tienen una lengua propia. Aunque, creemos que muchos hablan español en la intimidad.Nosotros tenemos dos lenguas. Ojalá tuviésemos tres.

Somos catalanes, somos charnegos, somos personas normales. No renunciamos a nuestros padres, ni a nuestros abuelos, eso lo hacen los rufianes (Y no señalamos a nadie).
Queremos que el resto de los españoles y en el mundo sepan que los catalanes nos reímos de los nacionalistas. Y es que son muy graciosos. Bueno, lo serían si no fuesen tan dañinos. Nos reímos porque estamos hartos de callar y no queremos pelear. Eso es lo que quieren sus líderes, en general unos fanáticos indocumentados. Ellos han perdido la vergüenza y nosotros el miedo. Ellos han perdido la sonrisa y nosotros hemos ganado la risa.

¿Cómo surge?

Espontáneo. Sin subvenciones, sin 3%. En realidad Tabarnia ya existía. El germen estaba dentro de una Plataforma, BCNISNOTCAT, ahora Plataforma por Tabarnia. Estas Navidades un ama de casa con un humilde whatsapp empieza unos grupos que crecen como la espuma. Primero una y luego otros muchos se suman. Es el pueblo tabarnés y muchos catalanes ‘dels Països Tabarnesos’, esto es del resto de catalunya.

Miles se suman y generan un fenómeno que sale del corazón. Los nacionalistas no pueden entenderlo, es un sentimiento. Pero somos optimistas, muchos lo descubrirán, ellos llevan dentro un tabarnés al que le han inoculado un virus, el nacionalismo egoísta. Un virus que se cura, con unas inyecciones de risa, buen humor y un espejo, les vamos a ayudar a superar ese triste estado en el que se encuentran. Los que deseen saber más, pueden consultar nuestra web.

¿Quién lo impulsa?

Somos catalanes del montón que estamos hasta los mismísimos del ‘procés’ y nos ha entrado la risa. O dicho de otra forma, somos un montón de catalanes que vamos a ridiculizar con nuestra risas, lo que ellos llaman la revolución de las sonrisas. Aunque sólo sonríen mientras estás calladito, y no les llevas la contraria.

De momento estamos en la clandestinidad. Parece mentira, pero después de la dictadura franquista, los catalanes caímos muy pronto en la dictadura pujolista, más efectiva, porque van de demócratas, pero es una pose, han echado o ninguneado a todos los que no somos de su cuerda. Hay miedo, pero desde la manifestación del 8 de octubre, se está perdiendo, es imparable. Siguen mandando ellos, utilizando nuestro dinero y manipulando a los Mossos, que una mayoría de los agentes son tabarneses de bien, pero sus jefes…

¿Creen que tendrán apoyo entre la comunidad Tabarnesa?

Claro. Los Tabarneses somos catalanes. Somos abiertos y tolerantes, a veces lo hemos sido demasiado, por eso los nacionalistas han llegado tan lejos. Millones de catalanes nos agrupamos alrededor del proyecto Tabarnia, que es un proyecto serio. No es una broma, Tabarnia es el destino, si no nos ponemos de acuerdo. MANOLITA es activista de la risa, y la comunidad tabarnesa se ríe y reirá con nosotros. Pero si los líderes nacionalistas siguen con su matraca, nosotros nos iremos de la autonomía.

¿Creen que puede ser una herramienta útil para contrarrestar el discurso separatista?

Reírse siempre es útil. Ellos dicen que las calles siempre serán suyas, como decía Manuel Fraga, por cierto. Pues la risa siempre será nuestra. La alegría y el buen humor. Estamos hartos de partidos y promesas. Estamos hartos de ser el precio que cobran los nacionalistas en Madrid. Seguir callados sería “ésser cornuts i pagar el beure”. Tabarnia paga el 90% de los impuestos y ellos se lo gastan en mantener parásitos, embajaditas, TV3% y 500 medios de comunicación subvencionados más. Además de la ANC, Òmnium, Plataforma por la Lengua y un largo etcétera. Miles de aprovechados viviendo de nuestros impuestos, mientras hay barracones en los colegios, hospitales medio cerrados y viejitos con pensiones de miseria.

Vamos a ser un espejo, y no les va a gustar, no les gusta, verse reflejados. No me extraña nada, son como vampiros, se llevan mal con los espejos y la luz del sol. Y les encanta chuparnos la sangre. Fíjese que su jefe está en Bruselas camino de Transilvania…
Cuando cortemos con la hemorragia, los Tabarneses dejaremos de ser los paganos del Circo Tractoria. Los autobuses serán gratis, las autopistas también. ¡Ah, y lo más importante! Desaparecerán las hemorroides y los pies planos. Tabarnia es Libertad y MANOLITA es alegría. Bendita alegría tabarnesa.

¿A cuanta gente creen que pueden movilizar?

Lo de la gente es más de Pablo Iglesias, al que pensamos nombrar Tabarnés de honor en cuanto entienda algo de lo que pasa en Cataluña. Lo que queremos movilizar es la risa de todas las personas de bien, y no solo a los tabarneses, a todos los españoles, y también a muchos europeos y ciudadanos del mundo. ¿Cuantos nos apoyan? Si contamos como la ANC en sus desfiles, unos mil doscientos millones de personas, si contamos como la Guardia Urbana de Barcelona, unas mil seiscientas veinte y cinco personas, y un dentista…

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo