En loor de Daniel Innerarity

La expresión “en loor de multitud” es una ultracorrección de la original, “en olor de multitud“, nacida a su vez de otra, “en olor de santidad“, basada en la creencia de que había santos que desprendían un aroma, un perfume especial, muestra terrenal de su divina santidad. Dirigida hacia un sujeto concreto, como hago yo en este caso, es correcta, sin embargo. Indica exaltación, alabanza y reconocimiento público de la excelencia de alguien. Así que sí, quiero dedicar este artículo a loar a Daniel Innerarity, un filósofo vasco que, según “Le Nouvel Observateur”, es uno de los 25 grandes pensadores del mundo.

Contra toda norma periodística, voy a hilar esta loa transcribiendo alguna de sus frases, tomadas de   unas entrevistas y artículos suyos publicados en El País. Pido disculpas por esta licencia poética. La precisión de sus ideas y la agudeza de sus afirmaciones me excusa de más aclaraciones. Espero que el lector disfrute como yo del aroma que desprenden, a pesar de su rigor académico. El tema general es la democracia, su complejidad y la necesidad que tenemos de revisarla de arriba a abajo.

Estamos pensando todavía la política en un universo newtoniano. La democracia se ha quedado desfasada casi en todo. Deberíamos conseguir que las instituciones políticas de distinto tipo incorporen en su estilo de gobierno dimensiones cognitivas y reflexivas. Estamos pasando de una época en la que las instituciones estaban acostumbradas a dar órdenes a un mundo en el que a lo que más tiempo le tienen que dedicar es a aprender. Necesitamos hacer un reseteo radical de la política, conseguir realizar (no adaptar) los ideales irrenunciables de la democracia en contextos y situaciones que van cambiando con el paso del tiempo.

Cuando el regulador es más inteligente que el regulado, la relación puede ser vertical y funciona bien; cuando están igualados, o más bien desequilibrados en el sentido contrario, lo que tienes que hacer es obtener información, acordar con el regulado un cierto tipo de intercambio entre información y legitimidad. Hoy los problemas se han horizontalizado mucho y cada vez hay menos guardianes de la puerta: los periódicos ya no tienen la verticalidad que tenían, los partidos no son organizaciones férreas, los propios agentes políticos están sometidos a monitorización desde todos los puntos de vista… 

Hay ya muchas utopías que plantean que el mejor esquema de agregación de las microvoluntades sería crear un dispositivo que sin ninguna deliberación recogiera nuestros deseos. Frente a esto, defiendo que una política de mediaciones bien configurada puede ser más igualitaria que la pura espontaneidad de la agregación de voluntades individuales a través de pantallas de ordenador. Tenemos que concebir los espacios políticos de una manera más poliárquica.

Nos hemos hecho la ilusión de que es un fenómeno que se puede detener con muros y verjas, y la inmigración solo se detiene equilibrando espacios en los que no haya tantas altas y bajas presiones, porque esto es un fenómeno meteorológico. Es pura física. La tremenda desigualdad que vivimos va a producir una serie de reacciones inevitables si no logramos acabar con ella.

Y todavía identificamos, excesivamente a mi juicio, los espacios nacionales con el lugar de la protección. A mí me parece que en este mundo, las naciones sin Estado, las regiones, las ciudades, esos espacios de entre unos seis y diez millones de habitantes que pueden ser Baviera, Cataluña, País Vasco o Escocia, lo que tienen que desarrollar es una inteligencia adaptativa y aprender mucho con mayor rapidez. Una Europa de ciudades, de regiones, de universidades, de redes, con estados, pero que comparten su soberanía entre ellos, hacia arriba y hacia abajo. Una Europa más implícita que explícita. Tanta federación como sea necesaria, tanta diversidad como sea posible.

El capitalismo financiarizado implica, por así decirlo, una desmasculinización del trabajo. Mi conclusión de esta pequeña teoría del machirulo es que nos encontramos en un nuevo campo de batalla que tenemos que diagnosticar adecuadamente; no es exactamente una lucha de géneros, tampoco se trata del clásico combate por la igualdad, sino la confrontación de tipos de poder y valores tradicionalmente asociados a los hombres y las mujeres.

La principal amenaza de la democracia no es la violencia, ni la corrupción o la ineficiencia sino la simplicidad. En su forma actual, la práctica política constituye una capitulación ante lo complejo.

Cuando una filosofía política excesivamente normativa antepone las categorías morales a la sutileza analítica; cuando la unidad colectiva deja de prestar atención a las lógicas de pluralización y exclusión; cuando la teleología histórica se da por supuesta sin registrar los fenómenos de disipación, regresión y pseudomovimiento, entonces lo que tenemos es una teoría con escasez de observación, un normativismo enfrentado a un mundo que no comprende, que compensa su penuria analítica con la prescripción“.

(P.S. Daniel Innerarity acaba de editar un libro que se ha agotado en dos días. Corre a comprarlo y, si tienes suerte, tropieza antes de llegar a la librería. Daniel se presentó a las últimas elecciones por Geroa Bai. Su prosa, como habrás comprobado, exige agudeza analítica y grandeza de ánimo. No te desanimes si de vez en cuando se te escapa su profundo sentido entre los meandros neuronales. Más difícil era Lacan, y mira hasta dónde llegó. La pequeña antología ofrecida es literal, de punto a punto, o sea, ni manipulada ni descontextualizada. Si tienes dificultades para llegar al meollo filosófico que encierra su pensamiento, ya sabes, resetea tu cerebro. Los problemas se han horizontalizado, debes monitorizar todos sus puntos de vista, hazte un buen esquema de agregación de las microvoluntades, concibe la política de manera más poliárquica, desmasculiniza tu trabajo machirulo, presta atención a las lógicas de pluralización, no des por supuesta la teleología histórica, registra los fenómenos de la disipación, regresión y pseudomovimiento y no compenses tu penuria analítica con la prescripción médica financiarizada).

Textos tomados literalmente de El País:

Daniel Innerarity: “La democracia se ha quedado desfasada casi en todo”, 21 feb 2020.

Daniel Innerarity: “El Estado español soberano ya no existe”, 20 mayo 2019.

Daniel Innerarity: “El gran riesgo es que la política llegue a ser irreversible”, 28 sep 2015.

Un nuevo campo de batalla, 21 feb 2020.

Complicar la democracia, 14 ene 2020.


'El complot de los desnortados' es una visión valiente y sincera de los últimos años de proceso secesionista. El autor, el ex diputado del PSC Joan Ferran, revela cómo apostó por un frente constitucionalista con Cs, y como la postura de Rivera de competir con el PP le decepcionó. En estas páginas critica la deriva nacionalista de algunos sindicalistas y 'progresistas' diversos y relata aspectos de la intrahistoria de los socialistas catalanes. Lo puede comprar en este enlace de Amazon o en este de Iberlibro. Si lo compra mandando un correo a edicioneshildy@gmail.com y paga por transferencia bancaria o paypal le costaría 15 euros, y si desea también el libro 'Desde la aspillera', del mismo autor, ingrese 21 euros. Mientras dure la actual crisis de confinamiento, los tiempos de entrega de Correos son mucho más lentos.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.