Cita en Tarragona por una escuela cívica y bilingüe (artículo de Ana Losada)

El próximo sábado 27 de enero la Asamblea por una Escuela Bilingüe nos invita a una fiesta, una fiesta reivindicativa, donde padres, madres y docentes reclamaremos que la escuela en Cataluña, para ser catalana, debe ser de todos y para todos.

Nuestra asociación reunirá en el Centre Civic Torreforta en Tarragona a todos aquellos que quieran unir fuerzas para romper el silencio de los que, aun rechazando el modelo de inmersión lingüística obligatorio, no se atreven a reivindicar sus derechos, muchas veces por que los desconocen y otras porque no saben cómo reclamarlos.

Hoy, a través de las redes sociales, lanzamos un pequeño video con testimonios donde desmontamos algunas de las manidas afirmaciones que el nacionalismo catalán ha repetido y repite.

La reiteración de estas consignas, presentadas como argumentos, mantiene a muchos padres en silencio, les hace creer que lo que ven, perciben y temen no es verdad, y verbalizarlo es un pecado.

Les ha hecho aceptar que nuestros hijos no tienen derecho a estudiar en castellano, aunque sea la lengua del 55% de los catalanes, y que las exiguas horas en esta lengua no sólo son suficientes, sino que además consiguen extraordinarios y mágicos resultados.

Les ha hecho guardar silencio cuando acuden a las reuniones de curso, asisten a las obras de navidad, leen las comunicaciones, y el castellano no está presente. Algunos han incluso aceptado abrazar la inmersión lingüística y al cruzar las puertas del centro, como sus hijos, dan al botón “off “de su lengua materna, la esconden y se expresan sólo en catalán.

Les ha hecho dudar sobre sus conocimientos de historia al leer los libros de texto y apuntes ,y tolerar el pago religioso a un AMPA que hace manifiestos políticos y defiende el independentismo sin sonrojo.

Pero este curso 2017-18 el nacionalismo ha prendido su propia mecha, lo hizo el 1 de octubre, cruzo muchas líneas y resquebrajo el muro, utilizó descaradamente “su escuela catalana” y el silencio se ha roto y han surgido muchas voces que se han liberado y piden un cambio de rumbo, y no sólo eso, quieren participar en ese cambio porque son conscientes que sólo la implicación de todos puede hacerlo posible.

El sábado en Tarragona daremos respuesta a estos padres y docentes dispuestos a implicarse y a implicar a otros como ellos en conseguir que la escuela en Cataluña sea un referente de calidad, un reflejo de una sociedad bilingüe, diversa y cívica.

Queremos que cada mañana, cuando dejemos a nuestros hijos a la puerta del colegio y los veamos entrar, estemos seguros de que los hemos dejado allí donde se formaran, socializaran y vivirán experiencias alejados de nosotros, pero también donde les enseñaran a valorar su lengua, su identidad y la historia que nos une con el resto de nuestros conciudadanos.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo