Ana Pastor se ha equivocado

La invitación de Ana Pastor para que Quim Torra comparezca en el Congreso de los Diputados es inoportuna, porque en un momento en el que el presidente de la Generalitat está en plena escalada verbal contra los constitucionalistas catalanes, y contra las instituciones comunes a todos los españoles, no tiene sentido ‘premiarle’ ofreciéndole un altavoz para sus ideas de exclusión.

Quim Torra debería mostrar un mínimo respeto por el Rey – al que ha intentado vetar en los actos organizados por la Generalitat, por la Justicia, por el Gobierno de España y, sobre todo, por los millones de catalanes que no piensan como él, antes de ser recibido en la sede que representa la soberanía nacional de todos los españoles.

Cuando el presidente de la Generalitat ha anunciado que no acatará las sentencias a los dirigentes y políticos secesionistas si no son absolutorias, cuando están utilizando a los Mossos d’Esquadra como policía política mediante identificaciones selectivas, cuando en cada discurso que pronuncia ofende a los que no piensa como él, no es digno de dirigirse a los diputados que representan a todos los españoles.

La iniciativa de Ana Pastor es un error, que además puede servir para que Quim Torra insulte a todos los españoles, y a las instituciones que los representan, en sede parlamentaria. Antes de facilitarle que intervenga ante el Congreso sería bueno que el presidente de la Generalitat demuestre voluntad de bajar la tensión política en Cataluña.


Puede comprar el último libro de Sergio Fidalgo ‘Usted puede salvar España’ en este enlace de Amazon. ‘El hijo de la africana’ de Pau Guix en este enlace de Amazon.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo