José Javier Esparza: “El ‘Madrid mediático’ ha transigido con el monopolio separatista en los medios de comunicación”

José Javier Esparza (Valencia, 1963), es periodista y escritor y ha trabajado, entre otros medios, en ABC, Ya, Grupo Vocento y COPE. Tuvo una intensa experiencia política como jefe de gabinete de la secretaría de Estado de Cultura entre 2000 y 2004, y estuvo en el origen de la Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES). Ha escrito más de una veintena de libros, la mayoría de ellos sobre la Historia de España: los visigodos, la reconquista, la conquista de América, el mundo de los tercios… Actualmente dirige una de las tertulias televisivas políticas de referencia a nivel nacional, ‘El Gato al agua’, en El Toro TV.

‘El Gato al Agua’ consiguió calar entre la audiencia en la época del Gobierno de Zapatero. ¿Un probable gobierno PSOE-Podemos daría una segunda ‘edad de oro’ a su programa?

‘El Gato al Agua’ se dirige a cualquier tipo de público, pero nosotros nunca hemos ocultado que nuestra línea editorial se identifica con lo que podríamos llamar la derecha social española. En ese sentido, no cabe duda de que cuanto mayor es la presión del poder contra ese segmento social, más se busca una respuesta en programas como el nuestro.

¿Cuál es la principal cualidad de ‘El Gato al Agua’?

Desde mi punto de vista, que se deja a todos los contertulios decir lo que les venga en gana, sin presiones publicitarias ni de ninguna otra oligarquía. Sacamos a la palestra temas y argumentos que nadie más saca. No tenemos el menor respeto por la ‘corrección política’.

El programa en Cataluña no se puede ver en abierto, salvo en streaming y en canales de pago. ¿Qué respuesta tienen de la audiencia en esta comunidad autónoma?

La palabra es ‘desesperada’. La situación en Cataluña se ha hecho tan crítica, que escuchar voces como la nuestra se ha hecho casi imposible allí, pero hay muchos ciudadanos que comparten nuestra sensibilidad. Tampoco es irrelevante el hecho de que buena parte del staff de nuestra cadena es, precisamente, de origen catalán.

¿Ha hecho el ‘Madrid mediático’ todo lo posible para ayudar a los catalanes que se sienten españoles a plantar cara al secesionismo?

No. Al revés. El ‘Madrid mediático’ ha transigido –y es una transigencia culpable- con el monopolio separatista en los medios de comunicación, y no sólo en Cataluña.

¿Cómo solucionaría usted el desafío secesionista catalán?

Creo que es imprescindible luchar por un pacto de Estado a largo plazo. Pacto de Estado quiere decir: pacto para que España siga existiendo como nuestros mayores nos la legaron. Ya sé que es difícil, pero es el primer paso. Lo que hoy vivimos es el resultado de cuarenta años de combate separatista sin que hubiera nadie enfrente. Harán falta otros tantos años, por lo menos, para revertir la situación. Primero, defensa inquebrantable de la unidad nacional con todas las armas que la ley pone en nuestra mano. Al mismo tiempo, defensa a ultranza de los derechos de los ciudadanos en materia lingüística, por ejemplo.

Acto seguido, reforma de la ley electoral para eliminar la injusta prima de los partidos separatistas en la representación de la soberanía nacional. Otrosí, control de la enseñanza y de los medios de comunicación públicos en Cataluña para que no actúen contra la soberanía nacional. Seamos claros: España, sin Cataluña, no sería España, sería otra cosa, porque Cataluña forma parte fundacional de nuestra nación. Estamos ante un problema existencial. Las soluciones tienen que estar a la altura del problema. Cuanto más se tarde en tomar medidas, más traumáticas tendrán que ser, y esto no lo desea nadie.

¿Qué piensa cuando ve a un personaje como Quim Torra presidir una comunidad autónoma de la importancia como Cataluña?

Que tenemos lo que nos merecemos. Hemos vivido desde 1978 bajo el espejismo colectivo de que los separatismos formaban parte del sistema democrático. No: ellos nunca han ocultado lo que querían. Somos nosotros, los demás, los que hemos preferido creer que el cianuro forma parte de nuestro metabolismo. Hay que acabar con eso antes de que nos mate.

¿Veremos a Puigdemont pasearse impunemente por toda España dando mítines en un futuro cercano?

Si España no se redescubre como comunidad política, como casa de la soberanía nacional, no me cabe la menor duda de que veremos eso y cosas aún peores.

¿Es Esquerra Republicana ese ‘nacionalismo sensato’ que algunos medios de comunicación intentan vender?

¿Pero qué quiere decir ‘sensato’? ¿Qué no quema contenedores ni pega tiros? Esquerra es un partido que aspira a romper España, construir una Cataluña independiente y proclamar ahí una república. Nunca lo ha ocultado. Sensato o insensato, es su proyecto. Lo verdaderamente insensato es pretender que eso es compatible con la Constitución y con una España democrática.

Usted ha escrito un buen número de ensayos, ¿tiene alguno nuevo entre manos?

Sí, claro. Tengo dos libros. Uno de ellos sobre la España de los años 1910-1930. Los años en los que creció el nacionalismo catalán, precisamente, entre pistoleros sindicalistas y pistoleros de la patronal. Unos nacionalistas pagaban a los pistoleros de la patronal y otros defendían a los pistoleros de los sindicatos.

¿Cuál de sus libros le ha proporcionado mayores satisfacciones?

Probablemente ‘La gran aventura del Reino de Asturias’, que abrió mi historia de la Reconquista y que ha circulado y sigue circulando muchísimo. Suelo dedicar ese libro con esta frase: “La historia de los que supieron resistir cuando todo parecía perdido”.

¿Y el que le ha dado mayores dolores de cabeza?

Ese que tengo ahora entre manos y al que antes me refería. Creo que la historia del primer tercio de nuestro siglo XX se ha contado deliberadamente mal, ocultando muchas cosas que están en el origen de nuestros problemas presentes. ¡Y es francamente difícil penetrar en esa jungla sin caer en cualquier trampa! Espero no desaparecer en la selva.

Sergio Fidalgo


'El complot de los desnortados' es una visión valiente y sincera de los últimos años de proceso secesionista. El autor, el ex diputado del PSC Joan Ferran, revela cómo apostó por un frente constitucionalista con Cs, y como la postura de Rivera de competir con el PP le decepcionó. En estas páginas critica la deriva nacionalista de algunos sindicalistas y 'progresistas' diversos y relata aspectos de la intrahistoria de los socialistas catalanes. Lo puede comprar en este enlace de Amazon o en este de Iberlibro. Si lo compra mandando un correo a edicioneshildy@gmail.com y paga por transferencia bancaria o paypal le regalamos un ejemplar del libro 'Desde la aspillera', del mismo autor (PVP total: 16 euros).

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.