Guix: “La ocupación del espacio público con signos partidistas es la expresión de un régimen totalitario”

Pau Guix, autor de El hijo de la africana, repasa en esta entrevista las últimas novedades de ‘El hijo de la africana’, el libro que recopila sus artículos periodísticos. El martes presentará su obra en Sant Cugat y el miércoles en Vilassar de Mar.

¿Cuál ha sido la opinión sobre su libro que más le ha sorprendido?

La verdad, más que las opiniones, lo que me ha sorprendido ha sido la buena acogida que ha tenido para ser un libro de resistencia, y que conocidos centros comerciales en Barcelona lo hayan puesto per se en venta no sólo online sino físicamente.

Una opinión en la que han coincidido unos cuantos amigos, y que me han transmitido en diversos mensajes, es que gracias a los prólogos y a los artículos han descubierto una cara de la verdad que hasta ahora les había permanecido ─cito textualmente─ “incomprensiblemente oculta” sobre su propia sociedad.

Usted ha realizado diversas presentaciones. ¿Cuál es la cuestión en la que inciden más los asistentes?

La preocupación. “¿Se va a acabar alguna vez esto?”. Por nuestra parte queremos volver a vivir en paz y armonía, a ser la locomotora de España, a recuperar a nuestras empresas y a nuestros profesionales fugados por causa del nacionalseparatismo, a recuperar el trabajo de toda aquella gente que lo ha perdido, a reconstruir la fractura social, en definitiva, a volver a ser gente de seny.

Pero, en definitiva, recuperar el seny es algo casi inalcanzable ya que por su parte es cansinamente como el cuento de la lechera, eso sí, con una diferencia importante: el jarro que las lozanas nacionalistas acarrean no contiene un néctar blanco sino una ponzoña que se ha vuelto amarilla al ser corrompida por el odio y la xenofobia que nos ha dejado como herencia la cleptocracia del PUC (Partit Únic Català) que ha gobernado nuestra región los últimos 40 años.

En las últimas semanas, diversas campañas separatistas para llenar las playas de cruces amarillas se han intensificado. ¿Cómo lo valora?

Yo lo que valoro, y muy positivamente, son el valor y las campañas de la gente de a pie para retirarlas. La ocupación del espacio público con signos partidistas es siempre una clara expresión de vivir bajo un régimen de corte totalitario como el fascismo. Al fascismo se le combate, máxime si los fascistas paradójicamente se autodenominan antifas o antifascistas.

En un artículo reciente en este mismo periódico, Miquel Escudero, columnista habitual y uno de los prologuistas de mi libro, nos recordaba que Federico Fellini sostenía que el fascismo sólo puede ser combatido, con eficacia y de verdad, cuando “reconocemos que no es más que el lado estúpido, patético y frustrado de nosotros mismos”. Las hordas de zombies amarillos algún día deberán darse cuenta de ese lado patético y de su propia podredumbre, y del daño que le han hecho a la sociedad catalana.

¿Qué artículo, de los que están en el libro, cree que mejor ha envejecido con el tiempo por la tesis que defiende?

Mi libro, un cúmulo de 18 prólogos y 25 artículos, son unidades que en principio parecen sueltas, aunque en verdad son los elementos diversos de un solo conjunto, que analiza el cómo, el cuándo y el porqué de esta ominosa realidad social que nos ha tocado vivir en la Cataluña de hoy. Por desgracia, están de pleno vigor.

Cuando casi nadie llamaba a los líderes nacionalistas y a su excluyente ideología por su nombre, en mis artículos de 2014 ya les calificaba como supremacistas y xenófobos. Tuvo que llegar el Poc Honorable Quim Torra un lustro después a poner de rabiosa actualidad estas apreciaciones. Y de verdad le digo que ojalá pudiéramos quemar mi libro y otros de parecida temática porque esta pesadilla que vivimos fuera ya solo un mal sueño del que nos hemos al fin despertado.

¿Por qué deberían los lectores de elCatalán.es leer su libro?

Para que tengan una visión diferente, que rechaza de lleno el oficialismo, desde una resistencia cívica y pacífica, y donde hallarán pautas para entender lo que ha sido vivir en la Cataluña cautiva del nacionalismo estas cuatro últimas décadas.


Puede comprar el último libro de Sergio Fidalgo ‘Usted puede salvar España’ en este enlace de Amazon, en la web de El Corte Inglés y en la tienda on line de La Casa del Libro. Y ‘El hijo de la africana’, de Pau Guix, en este enlace de la tienda de El Corte Inglés.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo