En el barrio de Gracia sigue la disidencia ante los radicales secesionistas que creen que la calle es suya

La disidencia frente al supremacismo secesionista sigue avanzando de manera imparable. En uno de los teóricos bastiones de los radicales, en la Plaza de la Virreina del barrio de Gracia (Barcelona), un ciudadano honesto y cansado de la propaganda separatista les ha dejado muy claro lo que piensa de ellos.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo