40 libros para una Barcelona plural. ‘Tabarnia, la pesadilla de los indepes’, de Jaume Vives

El fenómeno de Tabarnia es uno de los más curiosos de los que vivió la política barcelonesa, y por ende la catalana, en el 2018. Tabarnia es una región imaginaria que reúne a la Cataluña constitucionalista en la que los partidos no secesionistas son mayoritarios. Esas comarcas que conforman los anillos metropolitanos de Tarragona (la “Ta” de Tabarnia) y de Barcelona (la “ba”) tienen unas características semejantes: fuerte presencia del bilingüismo, voto no nacionalista mayoritario, multiculturalidad, alta urbanización y fuerte relación económica y cultural con el resto de España.

Tabarnia fue una de las herramientas que parte del constitucionalismo catalán creó para su combate ideológico con el secesionismo. El argumento era sencillo: si la Generalitat intenta una secesión unilateral de España, la Cataluña no nacionalista hará lo mismo respecto al resto de Cataluña. Por encima de la viabilidad legal o social de esta idea, el concepto de Tabarnia animó el debate político.

Uno de los grupos “tabarneses”, la Plataforma por Tabarnia, quiso imitar al ‘gobierno en el exilio’ de Carles Puigdemont en Waterloo, y se inventó un Gobierno de Tabarnia, siendo su ‘presidente en el exilio’ el dramaturgo Albert Boadella, y su ‘portavoz’ en el interior Jaume Vives. Este último se hizo famoso poniendo en su balcón de la barcelonesa calle Balmes, a todo trapo, el ‘Qué viva España’ de Manolo Escobar en los días más tensos antes y después de la consulta ilegal del 1 de octubre de 2017. Acciones que fue grabando en vídeo, y que se hicieron virales en las redes sociales.

Vives publicó en abril de 2018 un libro que intentaba explicar todos los pormenores del fenómeno tabarnés: ‘Tabarnia, la pesadilla de los indepes’ (Libros Libres). Es una obra curiosa, llena de códigos QR que remetían a todo tipo de webs y vídeos que servían para contextualizar buena parte de lo vivido durante el proceso secesionista – desde la óptica españolista – y, también, para mostrar el desarrollado sentido del humor del que Jaume Vives hace gala en todas sus intervenciones públicas.

Vives asegura que “poco a poco voy descubriendo la fuerza y el potencial de Tabarnia. El desconcierto en las filas indepes era mayúsculo. No sabían lo que era Tabarnia y no tenían ni idea de lo que se les venía encima”. Y remata con “ya comenzaban a criticar [los secesionistas] que dijéramos que Tarragona y Barcelona estaban subvencionando a Gerona y Lérida. Y ya estaban criticando también que señaláramos que Tabarnia se podía independizar de Cataluña, no les gustaba que quisiéramos ‘dividir’ nuestra tierra”. La idea de “Tabarnia” se convierte, para Vives y muchos como él, en un “espejo” de lo que han hecho los secesionistas en los últimos años, dado que la “unilateralidad” no tiene por qué ser exclusiva del independentismo catalán.

También pone énfasis en que el concepto de Tabarnia se ha de desarrollar desde el buen humor y argumenta que “es una respuesta seria a un problema que viene muy de lejos, una respuesta inteligente, con humor. En una sociedad que ha desterrado la razón, que ha abandonado la lógica, una respuesta seria pero que incluya el humor tiene más posibilidades de éxito y de abrir algunos ojos que si se tratara de una cosa argumentada, perfectamente explicada y aburrida al fin y al cabo”.

Pero no solo se dedica a especular sobre la idea de Tabarnia. A lo largo de la obra analiza por qué el secesionismo ha conseguido crecer de manera espectacular en poco más de seis años, y lo basa en lo que denomina la “trilogía del nacionalismo”: lengua, educación y medios de comunicación. A continuación, explica, desde la óptica ‘tabarnesa’, cuál es la línea de actuación a seguir y continúa denunciando lo que considera un “intento de destrucción de Tabarnia y sus caras visibles” por parte de aparato de comunicación dominado por los secesionistas. En el resto del libro hay de todo un poco, desde referencias a Albert Boadella, a comentar algunas de las obsesiones nacionalistas. En resumen, un libro interesante para conocer un poco más de este fenómeno en boca de uno de sus creadores. O, mejor dicho, una obra a medio camino entre el divertimento y la reflexión política. Vamos, Tabarnia en estado puro.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.