Un viaje personal por las checas barcelonesas

Se ha puesto a la venta el último libro de Susana Frouchmann. Si nos deleitó con “Mi cáncer y yo” y “La pasión de ser mujer”, en esta obra nos vuelve a maravillar. Y es que, sinceramente, vale la pena leer “El hombre de las checas”. Si bien en cierto que es un libro dedicado a Alfonso Laurencic, el ideólogo de las celdas que hubo en el convento de Vallmajor y en la calle Zaragoza, bajo los auspicios del SIM, la realidad es muy distinta. El libro es un paseo por unos recuerdos olvidados -como muchos de nosotros podemos tener- y que vuelven a primera línea como consecuencia de la lectura de un artículo.

Todos nosotros tenemos cientos de recuerdos almacenados en nuestro subconsciente que, como diría Bécquer, están esperan la mano de nieve que nos los arranque. Y esa mano llegó a la autora y le hizo recordar que, en la década de los cincuenta del siglo pasado tuvieron una institutriz en casa llamada María Luisa Preschern. Familiarmente conocida como Frau Preschern. Aquella mujer silenciosa, callada y misteriosa ocultaba un misterio. ¿Cuál?

Es aquí donde la autora toma consciencia de una serie de cosas. Y la principal, la que a muchos nos ha pasado, es la siguiente: dejamos ir a personas amadas sin haberles preguntado nada de su existencia vital. Ya lo dijo Josep Pla. El autor ampurdanés comentaba que conocemos con ciertas dificultades a nuestros padres, más complicado son nuestros abuelos y desconocidos del todo las bisabuelos. Y es cierto. Nunca nos planteamos preguntar y anotar. Nuestros abuelos y nuestros padres se han llevado a la tumba partes de su vida que siempre permanecerán en el anonimato por no habérselo preguntado.

Y Susana Frouchmann se pregunta en este libro: ¿quién era Frau Preschern? ¿quién fue en realidad Alfonso Laurencic? Y el descubrimiento de estos dos personaje queda entramado en un diario personal que evoluciona a través de su existencia. La búsqueda de estos dos personajes se convierte en el reencuentro de la autora con su pasado. Una época olvidada, archivada, menospreciada por culpa de la edad, que toma vida en las 251 páginas del libro.

Si bien es cierto que el lector conocerá a Laurencic, lo que hizo en Barcelona durante la guerra civil, su ejecución, la evolución personal y humana de Frau Preschern, también el autor conocerá un poco más a la autora porque, directa o indirectamente se pone ante un espejo y le cuenta al autor una historia. Su propia vida a través de la de un tercero -Preschern- e incluso de un cuarto -Laurencic- que no conoció nunca.

Libro meticuloso, como es la autora, describe perfectamente el camino seguido para encontrar las preguntas que se hizo. Y esas preguntas, en el fondo, le llevan a unas respuestas que son parte de la obra, pero también lo son de su existencia. Recomendable lectura de una historia que, aunque nos pueda parecer lejana está muy próxima. Susana Frouchmann tuvo la suerte de, a través de un artículo, revivir y descubrir la existencia del matrimonio Laurencic Preschern pero, en el fondo, el libro es un reencuentro con uno mismo y con su pasado. Todos tenemos esa parte olvidada esperando la mano de nieve que nos la despierte. Frouchmann la ha encontrado, nosotros estamos a la espera.

El hombre de las checas

Susana Frouchmann. ESPASA. 252 páginas. 19,90 euros

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo