Sostiene Maryam Mirzakhani

Sencilla en el vestir, tímida y segura en su porte, sonriente y modesta, la matemática iraní Maryam Mirzakhani ha muerto con sólo 40 años de edad. Ganó en 2014 la medalla Fields (en honor del matemático canadiense John Charles Fields, nacido en el siglo XIX), considerada el premio Nobel de Matemáticas y que se otorga cada cuatro años; fue la primera mujer en obtenerla. Nacida en Teherán en 1977, se licenció en su país a los 22 años. Se doctoró en Harvard cinco años después, con un trabajo sobre geometría hiperbólica. Ahora era catedrática en la universidad norteamericana de Stanford, estaba casada con un científico checo y tenían una hija.

Maryam veía su labor como divertida, un atar cabos para resolver enigmas: perdida en una ‘selva’, trataba de encontrar una salida con saber y confiando, reconocía, con un poco de suerte. Y sostenía que “la belleza de las matemáticas sólo se muestra a los seguidores más pacientes”. Todo un ejemplo a integrar en nuestra vida.


Puedes colaborar con elCatalán.es para que siga con su labor de defender la Cataluña real, la Cataluña que quiere formar parte de una España democrática, participando en la campaña de crowdfunding, aquí tienes los detalles. O comprando el libro ‘La Cataluña que queremos’. Aquí, más información.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo