Sostiene Jordi García-Petit

Doctor en Derecho, Jordi García-Petit afina bien en sus escritos: una lógica clara, sin medias tintas. En su reciente artículo en Crónica Global ‘Insurrección o nada’ reitera lo obvio en el mundo entero, a excepción de la exPujolandia y confluencias satélites (una Cataluña oficial incapaz de integrar a la Cataluña real): la anunciada consulta separatista para octubre no solo carece de legalidad, sino también de las elementales garantías democráticas.

Un proyecto insensato y surrealista: una agitación y propaganda frenética, con multitudes festivas y televisivas en la calle: declaraciones engoladas y tergiversaciones descaradas; ocultaciones con mala fe y astucias de chalán. García-Petit sostiene que “habrán sido buenos agitadores y peligrosos aventureros, pero son malos políticos”. En efecto, pretenderán lo contrario, en su tenaz manipulación, pero tiene perdida irremisiblemente la batalla política ante el Estado Social de Derecho.


Si quiere colaborar para que elCatalán.es sea un diario digital que defienda a la Cataluña real, aquí tiene la información de la campaña de crowdfunding.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo