Por una administración pública sin lazos amarillos

El presidente del sindicato CSIF en Cataluña, Joan Escanilla, dio este lunes una entrevista e este medio en el que aseguraba, sobre los lazos amarillos, que le parecía “mal” que estuvieran en dependencias públicas.

Argumentaba lo que es obvio para apoyar su postura: “Los funcionarios somos servidores públicos, al servicio de los ciudadanos y en el ejercicio de nuestro trabajo debemos ser profesionales y ofrecer los mejores servicios públicos posibles, no entrar en temas políticos”.

“A nivel personal cada uno puede pensar lo que quiera, pero en el ejercicio de nuestras funciones nos debemos a todos los ciudadanos”, aseguraba Escanilla.

Que algo tan evidente sea violado cada día por miles de funcionarios de la Generalitat, ayuntamientos, diputaciones, consejos comarcales y otros organismos públicos demuestra que el diapasón moral se ha roto en Cataluña y que el secesionismo ha decidido excluir a los que no piensen como ellos.

Es imprescindible que las administraciones públicas respeten el principio de neutralidad política, y que respeten a todos los ciudadanos. Todos, y no solo los catalanes separatistas, pagan sus impuestos y todos merecen un respeto.


Puede comprar el último libro de Sergio Fidalgo ‘Usted puede salvar España’ en este enlace de Amazon, en la web de El Corte Inglés y en la tienda on line de La Casa del Libro. Y ‘El hijo de la africana’, de Pau Guix, en este enlace de la tienda de El Corte Inglés.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya ni de otros organismos públicos.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo