Núria Marín canta la caña a Puigdemont

La alcaldesa socialista de L’Hospitalet de Llobregat, Núria Marín le pidió a Puigdemont “que dejara tranquilos a los alcaldes y a las alcaldesas de Cataluña”, en referencia a las presiones del Gobierno catalán a los municipios para que colaboren en la organización de la consulta ilegal del 1 de octubre.

Las presiones secesionistas sobre los municipios gobernados por partidos constitucionalistas, que prácticamente todos son dirigidos por alcaldes del PSC, intentan doblegar a estos consistorios para que incumplan su principal obligación: respetar, como administraciones públicas que son, las leyes vigentes.

La Generalitat se ha echado al monte con su desafío, y se ha situado al margen de la ley, y ahora intenta diluir sus delitos intentando embarcar al máximo de administraciones públicas en su violación del Estado de derecho.

Marín, que fue de las primeras alcaldesas que contestó al Gobierno catalán diciéndoles que su municipio no colaboraría con el 1-O dado que el Tribunal Constitucional había suspendido la Ley del Referéndum, no ha hecho más que trasladar el sentimiento de hartazgo de docenas de alcaldes catalanes de grandes y medianas ciudades: a ellos les han votado para respetar la Constitución y la han jurado, y no quieren más presiones para cometer lo que es un grave delito: ser cómplices de una consulta ilegal.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here