Los datos indican que el separatismo ha hundido la economía catalana

Los datos del paro conocidos hoy demuestran el daño hecho por el separatismo a Cataluña

Los números nos han traído esta mañana la cruda realidad, la que los separatistas y sus medios afines tendrán muchos problemas para esconder, y es que con los datos en la mano ya podemos decir lo que muchos economistas predecían hace tiempo, el secesionismo ha hundido la economía catalana.

Cataluña ha pasado de ser la segunda comunidad autónoma donde más se redujo el paro en 2016 a ocupar el undécimo puesto al cierre de 2017, según datos del Ministerio de Empleo. En 2016, Cataluña fue, tras La Rioja, la comunidad donde más retrocedió el paro con una bajada del 12,03%, mientras que al cierre de 2017 el número de desempleados cayó un 7,85%, lo que coloca a la autonomía en el puesto once detrás de Cantabria, Aragón, Navarra, Galicia, Castilla-La Mancha, Madrid, Castilla y León, La Rioja, Extremadura y Comunidad Valenciana.

En cifras absolutas, Cataluña cerró 2016 con 62.023 parados menos mientras que al término de 2017 la bajada en el número de desempleados fue de 35.627.

Esta reducción del paro ha hecho que el 2017 cerrara en Catalunya con una afiliación media de 3.300.184 personas, el 3,47% más (110.747 más) que en diciembre del año anterior, tras una subida casi imperceptible este último mes de 148 afiliados.

Según están informando destacados economistas estos días la crudeza de la crisis en Cataluña tardará unos meses en llegar, en hacerse visible en los bolsillos de los catalanes y es que la locura separatista y la huida de ya más de 3.000 empresas no iba a salirnos gratis, lo peor de todo es que la factura la vamos a pagar a escote.

Compartir