La reina de corazones (1)

(Palau de la Generalitat. Día de reunión del Gobierno autonómico. Jordi Baiget y Meritxell Borrás están escondidos tras unas cortinas).

Baiget – (por lo bajini) ¿Crees que aquí nos encontrará?

Borrás – (por lo bajini) No creo, estamos bien escondidos, si aguantamos hasta la noche podemos salir por una salida oculta, que lleva a las alcantarillas de la Plaça de Sant Jaume.

Baiget – (por lo bajini) ¿No habrá ningún riesgo?

Borrás – (por lo bajini) Igual nos encontramos en las cloacas a Oriol Junqueras con unas granadas de fragmentación y vestido de comando patrullando.

Baiget – (por lo bajini) ¿Cómo?

Borrás – Dice que es un homenaje a Dencàs, su ídolo.

Baiget – (por lo bajini) Has hablado con voz normal, nos van a pillar.

(Se escucha un grito a lo lejos: “Jordiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii. Meritxelllllllllllllllll. No os escondáis, soy vuestro amigooooooooooooo. Tengo un disco de Lluís Llach y una Alter cola fresquita para vosotros… ¿Dónde estáis, guapetones, qué también tengo una camiseta multicolor para la próxima vía catalana)

Baiget – (por lo bajini) Estamos listos, huele la sangre y seguro que nos ha escuchado.

Borrás – (por lo bajini) Ten fe, seguro que no.

Baiget –  (por lo bajini) Yo perdí la fe el día que el Tribunal de Cuentas comenzó a pedir pasta por el 9N.

Borrás – (por lo bajini) No seas derrotista.

(La voz se acerca. Jordiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii. Meritxelllllllllllllllllllll. Soy vuestro amigooooooooooooooooo. El Joan Ignasi Elena me ha dado para vosotros cien cajas repletitas de ricas galletas Bonpreu. Pesan mucho, ¿dónde estáis y os la doy?)

Borrás – (por lo bajini) Igual es verdad, igual estamos exagerando y realmente solo nos buscan para la sesión ordinaria del Govern.

Baiget – (por lo bajini) Meritxell, sabes perfectamente que el Joan Ignasi jamás ha compartido una galleta. Y menos una Bonpreu. Y menos diez cajas. Es una trampa mortal.

(De repente alguien abre la cortina. Aparece Carles Puigdemont vestido de soldado de ‘Alicia en el País de las Maravillas’ y con un hacha en la mano)

Puigdemont – Hola amiguitoosssssss. Niños malos, os estaba buscando. Puchi se estaba poniendo nervioso.

Borrás – ¿Puchi? ¿Ahora habla en tercera persona?

Baiget – Resbaló en una fiesta de camisetas mojadas que montó la Rahola en el Born y se dio un trastazo en la cabeza con un muro de las heroicas piedras de la no menos heroica resistencia a la España oscura, tenebrosa y borbónica.

Puigdemont – Habéisssssssss sido malossssssssssss. Y la reina de corazones me ha dicho que tenéis que adelgazar para poder servir a Cataluña como corresponde, sin pesos unionistas sobre vuestros hombros.

Baiget – ¡Corre Meritxell, yo ya estoy perdido, pero tú te puedes salvar! Vete a Zaragoza y no mires atrás…

(Baiget se interpone entre Borrás y Puigdemont. Borrás sale corriendo disparada)

Puigdemont – ¡Por Catalunya lliure y por la reina de corazones!

(Corta la cabeza con su hacha, decorada con la ‘estelada’, a Jordi Baiget qué antes de morir grita “¡Visca el patrimoni!”)

Puigdemont – Meritxell, Neusssssssssssss, Jordiiiiiiiiiiii, tengo una foto dedicada de Joel Joan en tanga con una estrellita dónde ya sabéis para vosotras y un póster de la Forqui en bikini en el Fossar de les Moreres para ti, mi buen Jané…

(Continuará)

(Si te gustó no te pierdas ‘La paella de Trapero’, la primera y la segunda entrega del guiñol separata)