La cumbre catalano-china en la casa veraniega de Quim Torra en la Abadía de Montserrat

(Mansión veraniega del presidente de la Generalitat en medio de la explanada del Monasterio de Montserrat. En el despacho principal está Quim Torra con el enviado del Gobierno chino, Mao Tse Ling. Les acompaña la portavoz del Govern Meritxell Budó)

Torra – Muchas gracias por acceder a reunirse conmigo, y sobre todo muchas gracias al gobierno chino por enviar a un representante que habla la lengua más gloriosa y culta de las lenguas que se hacen y se deshacen, con permiso de la de ustedes claro, que aunque también tiene su mérito, jamás llegará a la nobleza de la lengua de Lluís Llach y Josmar.

Ling – Gracias a ustedes por invitarnos. Bonita casa, no sabía que tenían una mansión oficial en medio del Monasterio.

Torra – Era indigno que Trump tenga Camp David, y el primer ministro inglés Chequers, y la República Catalana no dispusiera de una mansión veraniega para su presidente. La hemos bautizado como El Misal, en honor de la ex gran primera dama catalana, Marta Ferrusola.

Ling – ¿República catalana? Pensaba que forman parte de España.

Torra – Ellos aún no lo saben, pero Cataluña ya ha desconectado.

Ling – ¿Lo saben los guardias civiles que me he encontrado en el aeropuerto?

Torra – Minucias (echa unos fuets de Vic a un par de perros que rondaban en el despacho). Venga, Inés y Alejandro, comed un poquito… (los dos animales le ignoran).

Ling – ¿Inés y Alejandro? Extraño nombre para dos perros.

Torra – Es que hablan la lengua de las bestias, como dos que yo me sé. ¡Qué gracioso soy! ¿Verdad Meritxell?

Budó – Es usted la bomba. Creo que contaré este chiste en la próxima rueda de prensa.

Torra – No creo que los periodistas españoles pillen la sutileza del humor catalán, solo digno de ser apreciado por gente superior.

Budó – ¡Es lo que yo digo! Pero no me entienden, no tienen el ADN francés como nosotros.

(Se abre la puerta de manera brusca y entra Montserrat Torra, la hermana del presidente, con dos docenas de cuadros).

Montserrat – ¡Quim! Toma estos cuadros, que he tenido que ir ayuntamiento por ayuntamiento para evitar que tu efigie sea deshonrada en los pueblos en los que los traidores a Puigdemont de nuestro partido han pactado con los del 155.

Torra – ¡Gracias! Toma un azucarillo.

Montserrat – Eres un sol Quim. Me voy a denunciar a camareros latinos que no me atiendan con acento de Vic.

Torra – Con una docena como tú, tendríamos la República Catalana en un mes.

Ling – ¿No me ha dicho que ya habían desconectado?

Torra – Yo sé lo que me digo. Montserrat, no te entretengo, que he de negociar con el amarillo este.

Ling – ¿Perdón?

Torra – Quería decir con el excelentísimo representante del gobierno chino.

Budó – ¡Quim! Quedamos que las competencias de Presidencia eran tuyas, y las meteduras de pata y cagadas diversas eran mías en exclusiva. No me apliques un Federalismo asimétrico, que se te pone cara de Miquel Iceta.

Torra – Perdón Meritxell.

Budó – No pasa nada. Ahora, señor limón, vamos a hablar de la pasta que el gobierno amarillo nos va a dar.

Ling -¡Esto es imperdonable!

Torra – Disculpe a Meritxell, no se ha tomado la pastillita. ¿Ahora estás contenta?

Budó – Claro que sí, a cada uno la suyo, lo mío es sembrar el caos y la confusión. Me voy, que este hombre parece que está restreñido (abandona la habitación)

Ling – Ya me habían avisado que eran un gobierno … peculiar. Nuestra cultura es paciente, pero le ruego me comunique para que me ha convocado. Aunque por lo he que oído a la señora Merdó…

Torra – Budó, se llama Budó…

Ling – Los chinos también tenemos nuestro sentido del humor. No tan elevado como el suyo, por supuesto. He oído hablar algo de un dinero que nos quieren pedir.

Torra – Uno de mis antecesores, el Honorable Artur Mas, les pidió un crédito…

Ling – Lo recordamos, algo así como que España les oprimía desde 1714 y que por eso le debíamos dejar dinero.

Torra – ¡Es de justicia! Los pueblos hermanos han de ayudarse.

Ling – ¿Pueblos hermanos? Me acaban de llamar “limón” y “amarillo”…

Torra – El amarillo es nuestro color más querido, símbolo de la libertad, y por eso, ustedes, el pueblo amarillo, han de implicarse con dinero en la lucha por la liberación de los políticos presos para que así sean liberados y podamos cambiar el amarillo de la libertad por el verde de la esperanza, pero no la Esperanza Aguirre, que habla la lengua de las bestias y no tiene nuestro ADN superior, sino la esperanza de la buena, pero tampoco estoy diciendo que Esperanza esté buena, aunque hay una diputada del PP que se llama Esperanza y que es guapetona, pero no puedo mirarla porque yo no miro a las mujeres españolas que no tienen el ADN correcto, pero creo que usted me entiende cuando le afirmo que Cataluña es el país en el que nació la democracia, y que dio al mundo a personalidades tan importantes como Miguel de Cervantes, Santa Teresa de Jesús, Confucio y Marco Polo, que como todo el mundo sabe se llamaba Marc Pol y era de Sant Pol de Mar.

Ling – (pone cara de póker). Entiendo. Y el gobierno chino me ha facultado para atender sus peticiones.

Torra – ¡Ya sabía que el pueblo amarillo se apuntaría al amarillo de la libertad!

Ling – Como los norteamericanos controlan todas las comunicaciones, le daré un número de teléfono apuntado en este papel. Le ruego llame desde una línea analógica y, sobre todo, no diga que llama de parte del Gobierno chino. Nunca se sabe quién puede estar escuchando. Ahora son las 14:35. Llame a las 16:15, sin demora, y le darán la solución que su gobierno necesita.

Torra – Mil gracias, y transmita el agradecimiento de la República Catalana al pueblo amarillo y hermano de China.

Ling – Así lo haré. Buenas tardes (abandona la habitación).

Torra – ¡Al fin tendremos el dinero para conseguir la liberación de nuestro país del yugo español! Compraré a mi guardia pretoriana tanques, un portaaviones y media docena de naves con rayos láser. ¡Qué diablos! No hay que escatimar en la lucha por la libertad, que sean siete. No soy capaz de esperar hasta las 16:15, son más de trescientos años de opresión y no puedo esperar ni un segundo más.

(Coge un teléfono fijo y marca el número apuntado en el papel que le dio Mao Tse Ling. Se oye una voz)

Cofidis, su financiera on line… su llamada es importante, en unos instantes uno de nuestros operadores atenderá su llamada…


ElCatalán.es ha iniciado una campaña de crowdfunding para editar un libro dedicado a analizar y denunciar el adoctrinamiento escolar en los centros educativos en Cataluña. Los interesados en ayudar económicamente para poder sacar adelante este proyecto pueden hacerlo en este enlace.

Los partidos secesionistas han decidido que las escuelas catalanas no han de ser centros de educación, sino de adoctrinamiento escolar, en el que crear futuros votantes de la República catalana que ansían crear. Para eso no dudan en intentar utilizar las aulas para sus fines.

Este libro hablará con profesores, padres de alumnos y miembros de entidades cívicas constitucionalistas para denunciar la manipulación de la Generalitat en el ámbito escolar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: elcatalandigital.es@gmail.com.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.