ERC y PDeCAT rompen su frente nacionalista en el gobierno de Masnou. Entrevista a Francisco Avilés (Cs)

Dos fuerzas secesionistas que hasta ahora gobernaban juntas en la localidad barcelonesa de El Masnou, ERC y PDeCAT, han roto el pacto municipal. Francisco Avilés Salazar, portavoz del Grupo Municipal de Cs en esta localidad, valora el hecho que a pocas semanas de la elecciones del 21D el frente nacionalista comience a resquebrajarse a nivel local.

¿Por qué se ha roto el pacto entre ERC, que detenta la alcaldía, y el PDeCAT?

En mi opinión, el pacto de gobierno fue bastante un ‘matrimonio de conveniencia’ o un ‘matrimonio impuesto’ por las condiciones políticas extremas que se viven en Cataluña. Parecía como si fuera imposible articular otras mayorías alternativas capaces de poder gobernar para todos los ciudadanos, que la que finalmente cuajó, ERC más la ya desaparecida CiU.

Pero lo cierto es un partido de centro derecha, con un partido de izquierda, en algunas ocasiones, izquierda radical, es difícil que se entiendan, y si a eso le añades que entre los integrantes de ambas formaciones no había sintonía personal, algo que era de dominio público, pues la ruptura estaba cantada. Mucho han durado en mi opinión.

En su momento ya denuncié, bajo el título “el gobierno del Masnou hace aguas”, que era un pacto insostenible y que se mantenía de forma artificial, y a base de declaraciones institucionales en favor del ‘procés’.

¿Eso significa que hasta ahora se mantenían juntos por el proceso secesionista, pero que no tenían ningún proyecto en común para el municipio?

Pues lamentablemente para los ciudadanos del Masnou, sí. Es cierto que arrancaron el mandato presentado un bonito Plan de Actuación Municipal, pero posteriormente se constató que no estábamos ante un gobierno cohesionado, sino ante dos formaciones que iban a la suya, incluso a veces en contra de sus propios socios de gobierno. Solo les salvaba el proceso de independencia, y el aparentar unidad de acción para lograr la secesión, unidad que, por cierto, ya no es tan visible.

¿Han pensado más en su proyecto de romper España que en beneficiar a los ciudadanos de Masnou?

Yo no diría tanto. La Generalidad de Cataluña ha sido incapaz de romper España, aunque sí ha sido muy capaz de partir Cataluña en dos, así que desde Masnou en nada se ha contribuido en romper España. Quizás el gesto más desobediente fue retirar la bandera de España del consistorio, bandera que tuvieron que reponer tras la denuncia de Cs ante la Delegación del Gobierno. Pero sí es cierto que, desde hace más de un año, el Gobierno local se ha preocupado más mantener viva la llama del ‘procés’, que de resolver los grandes problemas de los ciudadanos.

¿Y ahora qué?

Buena pregunta. Desde luego se inicia un nuevo escenario, con un Gobierno en clara minoría (6 concejales sobre 21) que va tener muy difícil sacar adelante sus proyectos. Somos una fuerza abierta al diálogo dentro del marco de la Ley, pero se nos antoja difícil, por no decir imposible, consensuar proyectos con ERC, cuando hasta ahora se ha ninguneado a los grupos de la oposición, que hemos visto rechazadas la mayoría de nuestras propuestas, por beneficiosas que fueran.

Así, esta paralización de la acción de gobierno que nos espera, deberá ser suplida rápidamente en beneficio de los ciudadanos, por lo que nuestra formación no descarta ninguna fórmula para que los servicios básicos y el impulso que necesita nuestro pueblo no se vea afectado por esta ruptura de gobierno, que no por esperada, sin duda hará daño al ciudadano.

¿Qué propone Ciudadanos para Masnou?

Seguir como hasta ahora. Demostrando que somos un partido con clara vocación de servicio, que tenemos un proyecto para mejorar la calidad de vida de todos nuestros ciudadanos, que respetamos siempre la legalidad y que no estamos en Masnou para hacer política nacional o autonomista, sino local, dirigida a los ciudadanos que son los que nos pagan, sin olvidar, obviamente, la defensa de la Constitución Española y la pacífica convivencia de todas las regiones dentro de una España fuerte y unida.

Compartir