Entrevista a Rafael García Maldonado: “En Cataluña hay un problema psiquiátrico, no político”

El escritor Rafael García Maldonado posa en su farmacia de Coín (Málaga).

Escritor y farmacéutico, Rafael García Maldonado (Málaga, 1981) es autor de novelas como El trapero del tiempo o ensayos como Benet. La ambición y el estilo. En esta conversación acerca del problema catalán, Maldonado carga con dureza contra los políticos separatistas, que “usan las armas de la democracia para destruir la propia democracia”.

Para los nacionalistas catalanes, el derecho de autodeterminación es irrenunciable, y se han reafirmado en su pretensión de ejercerlo en “cuanto sea posible”. Sin embargo, los constitucionalistas no creen que tal derecho sea atendible en democracia. ¿Quién tiene razón?

Esto, atendiendo a la razón, es más sencillo de lo que parece, porque sólo hay dos tipos de ciudadanos: aquéllos que están de parte de la Constitución y las leyes que nos hemos dado, y lo que están fuera de ahí, es decir, los forajidos. No existe el derecho de autodeterminación, eso es una falacia, e insiste en ello personas que están en la cárcel, condenados en firme por un levantamiento. No hay arrepentimiento, ni voluntad de racionalidad, ni de dialogar dentro de la ley. El problema lo tiene el que no entiende la realidad y las normas de convivencia, no el que vive en paz con sus vecinos. Los culpables sabemos quiénes son. Un líder está en la cárcel, el otro, prófugo, y hay dos millones de personas detrás, aplaudiendo. Delirio colectivo, un problema psiquiátrico y judicial, no político.

Tras el procés, Madrid ha terminado superando a Cataluña y convirtiéndose en la primera potencia económica de España. Aunque de momento datos como éste no menoscaban el apoyo a la secesión, ¿cree que lo harán en el futuro?

No, no, soy muy pesimista. España nunca levanta cabeza del todo. Yo leo mucha historia, y parece que algo —o sea, nosotros mismos, no leyendas negras—, siempre nos pone delante una piedra. En Trento erramos, también con el Vivan las caenas fernandino, luego con la República, y ahora con lo que se avecina, que va a destruir los mejores cuarenta años de la historia de España. El PSOE, este PSOE, será cómplice, la historia lo juzgará, también a todos los simpatizantes, cargos y militantes que no han abierto la boca para protestar e impedir el gobierno que viene. Se avecinan muchos años de un PSOE en el limes de la Constitución, en anómala mezcla de populismos, independentismos, nacionalismos y regionalismos que desprecian el 78 y a la España liberal y más próspera.

Según el articulista José Antonio Montano, el auge de Vox es una de las grandes victorias del nacionalismo catalán. ¿Lo suscribe?

Sin el golpe catalán, sin la freudiana pulsión de muerte de una de las zonas más prósperas del mundo —con prácticamente un autogobierno total—, Vox no existiría, no sería más que un grupo de caballeros legionarios dentro del PP. El PSOE se dio cuenta de ello y ha cebado a ese partido por puro interés. Con el absurdo miedo a esa derecha extrema lo ha puesto en tercera fuerza, casi al nivel del PP, haciendo que la suma de derechas no gobierne en muchos años. Como carambola sanchista, se ha destruido el centro político. Nunca he entendido cómo la izquierda temía y teme a Vox y a la derecha liberal y conservadora y no a gente que ha dado un golpe contra la legalidad o a partidos etnicistas y/o representantes del terrorismo etarra.

Un año más, el gobierno catalán ha impulsado la campaña “I tú, jugues en català?”que anima a los menores castellanohablantes a cambiar de idioma durante el transcurso de sus juegos. ¿Le parece una iniciativa legítima?

Si viviese en Cataluña, mis hijos sabrían catalán y yo también, pero los idiomas están para que la gente se entienda. Le digo con esto que si un idioma tiene que desaparecer por falta de uso, qué le vamos a hacer. No estoy a favor de forzar nada, y menos el idioma. El catalán es bellísimo, yo leo algo en catalán y estoy aprendiendo portugués.

¿Y cómo valora que la educación en Cataluña excluya al castellano como lengua vehicular?

Yo creo que del adoctrinamiento en las aulas no duda nadie, han sido muchos años de silencio y transferencias de dinero y competencias. Estamos recogiendo los frutos de muchos malos gobiernos centrales que miraron para otro lado, también mientras Pujol se estaba haciendo millonario robando. Siendo esta última barbaridad una de las causas del procés, tapar la corrupción de CIU. Pero ojo, Cataluña ha sido profundamente desleal con el Estado desde casi siempre. Se levantó contra la República y ahora contra la Constitución del 78 y la democracia española. Durante el franquismo, sin embargo, al Caudillo lo llenaban de medallas y de vítores. Esa cobardía es atroz. Me recuerda a lo que dice el ISIS: usaremos vuestra democracia y sus garantías para acabar con vuestra democracia.

Ensayistas como Mikel Arteta han alertado de las políticas de construcción nacional que se están llevando a cabo a en comunidades como Valencia o Baleares. ¿Debemos preocuparnos por su futuro?

El otro día había un político socialista vasco que decía que Castilla-La Mancha también es una nación, y en breve también lo dirá uno de Andalucía o Murcia. De ahí se pasará a los pueblos y luego a la tribu. Ayer me felicitaron algunos el Solsticio de invierno. No sé, creo no soportamos tanto bienestar ni el orden que emana de la tradición y lo bien hecho, que la gente se aburre, y que de vez en cuando tocan tiempos oscuros, absurdos, irracionales. El romano Tácito, en el siglo I, amonestó a los griegos, que se encomendaban a la razón como fin supremo, y él fue el primero que dijo que no, que la historia no es racional, sino una sucesión cíclica de catástrofes. ¿Quién iba a pensar en la Europa de Zweig, en esa maravilla económico-artístico-cultural, iba a desembocar en las trincheras de Verdún y el Somme? En esas estamos, me temo.

Por su parte, el sociólogo Manuel Castells cree que la fuente del problema catalán es el rechazo del nacionalismo español a reconocer la plurinacionalidad del Estado. ¿Acierta?

La plurinacionalidad, esa entelequia, es muy peligrosa. Si le decimos a alguien que es una nación, mañana por la mañana estará, con razón, pidiendo un Estado en la primera ventanilla. De ahí a Los Balcanes hay cinco minutos. Tampoco creo que sea para tanto el nacionalismo español, aunque ahora es lógico que esté exacerbado por el golpe catalán y los malhechores que dicen que lo van a intentar de nuevo. Pero España es europeísta, sabemos que lo mejor que nos ha pasado en la vida es estar en Europa.

Poco después de que en un programa de TV3 se llamase “putos perros de mierda” a los Mossos, uno de sus colaboradores tachó de “tarada” a Cayetana Álvarez de Toledo. ¿Debería el Estado tomar medidas para evitar la deriva del canal autonómico?

Con la televisión catalana pasa como con casi todas las competencias. Temiendo que se iban a enfadar y a hacer más independentistas, el Estado se lo ha dado todo, todo. Cuando ya eran casi independientes, han dado un golpe de Estado. Cayetana tiene mi respeto intelectual, es una mujer muy inteligente y tiene razón, pero quizá le guste demasiado provocar, y no hay que llegar a eso. No merece la pena, o se está con la ley o se es un forajido, y Cayetana está con la ley y los forajidos están en la cárcel, y —ay— negociando con el PSOE.

El Gobierno de Sánchez ha culpado al PP de la situación actual en Cataluña por haber abandonado “las vías de la política”. ¿Es así?

Si Puigdemont y Junqueras en vez de saltarse la ley de la forma que lo han hecho, hubiesen atracado a mano armada mi farmacia, hubiesen disparado a mi adjunta y estuviesen presos por ello, ¿tendríamos que liberarlos porque si no abandonamos la vía política? Cuando se está preso y condenado en firme es porque se ha cometido un delito muy grave en vez de hacer política. Lo que pasa es que ellos no quieren hacer política, saben que su meta no está dentro de la política, que es el arte de lo posible: lo que exigen está fuera del diálogo, de la ley y de la democracia.

En cuanto a Sánchez, ¿está haciendo lo correcto?

Sánchez ha sido la mayor decepción política de mi vida. Yo me considero socialdemócrata, y lo voté una vez. Estuvo a punto de engañarme la segunda, pero la intuición me dejó ver que es un mentiroso compulsivo, un hombre amoral, alguien a quien le da igual todo y que sólo quiere el poder, pase lo que pase con su país y el legado del 78. Ha tenido diez o doce ideologías diferentes. Hizo una campaña electoral donde decía que haría justo lo contrario de lo que está haciendo, y que nadie le pida cuentas, que el PSOE lo apoye, me parece demencial. Pero es que Sánchez sabe que la inmensa mayoría de sus votantes siente un odio africano por todo lo que suene a derecha. Sánchez sabe que sus cargos, militantes y votantes odian mucho más a la gente de Cs, PP y Vox que a sediciosos condenados, etnicistas con fueros y representantes de una banda terrorista que ha matado a mil personas. Contra eso la razón no puede hacer nada.

Por Óscar Benítez

Twitter: Oscar_Benítez_


‘Equidistantes exquisitos’ es el último libro de Antonio Robles, un ensayo que constituye, en palabras del economista Félix Ovejero, “un inventario del paisaje humano que allanó el camino a la locura nacionalista”. Cuenta con un prólogo del dramaturgo Albert Boadella. El PVP del libro es de 17 euros. Si desean pagar por tarjeta o paypal pueden hacerlo en este enlace del módulo de pago. Sigan los siguientes pasos: Pongan en el recuadro en blanco ("donaré”) el importe correspondiente al número de ejemplares que deseen (17 euros, si quieren uno; 34 euros, si quieren dos, y así sucesivamente). Pongan solo el número, no pongan la palabra “euros”. Sin añadir nada más hagan clic en el botón "donar". A continuación, le saldrá otra pantalla en la que le pedirán datos y pongan en el recuadro "información adicional" la siguiente información: "Libro Robles" y su dirección, código postal y un correo electrónico válido. Ha de escoger si quiere pagar por tarjeta de crédito o por paypal. Y luego dele a "realizar el pedido". Otra forma de adquirir el libro es escribiendo un correo a [email protected] y se les informará de otras formas de pago. El libro tardará unos 15 días, debido a la reducción del servicio de Correos. Si tienen dudas escriban al correo antes indicado.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: [email protected].
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.