En Diari de Girona: “Sería injusto decir que Boadella es una rata o un cerdo porque los animales no tienen culpa”

El dramaturgo Albert Boadella, presidente del Gobierno en el exilio de la República Imaginaria de Tabarnia, ha sido severamente insultado por un columnista del Diari de Girona en su edición del 7 de abril.

Quim Curbet, un editor, ha publicado, con la aquiescencia de los responsables de este medio, una columna con graves ofensas personales contra el ex director de la compañía teatral Els Joglars.

Curbet asegura que “decir que Boadella es un payaso o un bufón es injusto, sobre todo para los payasos y los bufones, de la misma manera que sería injusto calificarlo de cerdo, de rata, de víbora o de asno, porque los pobres animales no tienen la culpa”.

Y continúa afirmando que “Boadella es un renegado, o sea, alguien que abjura de sus creencias para abrazar otras”.

“Boadella es un traidor, o sea alguien que colabora con el enemigo de su pueblo y que tiene la cara muy dura. Pero lo peor de todo es que Boadella ha estropeado su propio legado, cuando ya era parte indisociable de nuestro país y de nuestra cultura”.

Y va más allá al afirmar que “cuando en Cataluña hablemos de teatro en general, y de Els Joglars en concreto, nos tropezaremos con la figura pegajosa de Albert Boadella”.

“Igual que ha sucedido en otros países de Europa, algunos cercanos, que han tenido que pasar de puntillas por la biografía de artistas e intelectuales que fueron colaboradores entusiastas del nazismo y el fascismo, aquí nos pasará lo mismo con Albert Boadella”.

Albert Boadella vive en un pequeño pueblo gerundense, en el que ha sufrido diversos ataques de odio, como pintadas y lanzamientos de basuras y escombros a su finca, por parte de algunos vándalos sin identificar.

 

 


ElCatalán.es ha iniciado una campaña de crowdfunding para editar un libro dedicado a analizar y denunciar el adoctrinamiento escolar en los centros educativos en Cataluña. Los interesados en ayudar económicamente para poder sacar adelante este proyecto pueden hacerlo en este enlace.

Los partidos secesionistas han decidido que las escuelas catalanas no han de ser centros de educación, sino de adoctrinamiento escolar, en el que crear futuros votantes de la República catalana que ansían crear. Para eso no dudan en intentar utilizar las aulas para sus fines.

Este libro hablará con profesores, padres de alumnos y miembros de entidades cívicas constitucionalistas para denunciar la manipulación de la Generalitat en el ámbito escolar.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo