Un diario flamenco da voz a Empresaris de Catalunya denunciando la propaganda secesionista

El diario De Standaard, uno de los medios de referencia de la comunidad flamenca en Bélgica, ha dedicado una pieza informativa a la visita de la delegación de Empresaris de Catalunya al Parlamento Europeo para explicar la realidad económica de Cataluña a causa del proceso secesionista, que comparecieron con diversos políticos de PP, PSOE y Cs.

En la información se recogen las declaraciones de Josep Bou, presidente de Empresaris de Catalunya y de Carles Rivadulla, vicepresidente de la entidad, y detalla como “han explicado como de graves son las consecuencias de la política separatista del gobierno catalán”.

De Standaard informa como la delegacón de Empresaris de Catalunya aseguró que “lo que está pasando en estos momentos en Cataluña es letal para la economía de nuestra región. Esto era el mensaje de doce catalanes, empresarios y políticos de los partidos que están en contra de la independencia (PP, PSOE y Ciudadanos)”.

Los lectores flamencos de este diario han podido informarse de como “ya se han marchado 2152 empresas de Cataluña. Los dos grandes bancos se han marchado, las dos compañías energéticas, el sector farmacéutico está a la mitad de lo que representaba y muchos aseguradoras han trasladado su sede. Ellos representan el 30% del PIB catalán. Mientras en España las inversiones han aumentado un 12,8%, en Cataluña han bajado un 10,2%”.

También han podido leer como “el sector del turismo también está sufriendo, según Rivadulla ha bajado con al menos un 25%. Los hoteles y bares tienes menos clientes, la ópera vende menos entradas. Y eso ahora se deja sentir en un aumento del nivel de paro. Rivadulla teme un escenario similar al del Québec, que sufrió una importante caída económica cuando se produjo la lucha independentista”.

O como Josep Bou defiende que “no creo en los argumentos que usan los separatistas para defender su lucha: no hay represión, Cataluña tiene amplias competencias autonómicas y España es un país democrático que no puede presionar políticamente a sus jueces”. Y que Empresaris de Catalunya espera que “en las elecciones del 21 de diciembre ganarán los partidos en contra de la independencia. Así habrá de nuevo estabilidad y podrá encenderse de nuevo el motor económico”.