Ángel Expósito: “Si el atentado del 17-A no paró el ‘procés’, no va a hacerlo la terrible pandemia” 

Ángel Expósito en Las Ramblas

Ángel Expósito es un profesional curtido en diversos medios durante una amplia carrera periodística. Su cometido en prensa ha pasado por la dirección de la agencia Europa Press, o el diario ABC durante tres años. Ha pasado por cadenas de televisión como Telemadrid, A-3 o TVE (La noche en 24 Horas). Y en radio su brillante trabajo se ha plasmado en Punto Radio (del grupo Vocento), Onda Cero y Cope, donde lleva ya siete años en distintos horarios. Tras su paso por “Mediodía Cope” y “La mañana de Cope”, ahora su voz se escucha todas las noches en “La linterna”(20-23.30). Tiene un estilo ágil, directo y familiar, sabe ponerse en la piel del oyente. Dicen que tiene fuentes especialmente valiosas en cuestiones de defensa e internacional. Durante los tres meses de confinamiento “ha mantenido el tipo” realizando el programa desde su casa, pero sin perder las señas de identidad de un espacio que conjuga la información, el periodismo de investigación y la crítica.

Explique cómo ha vivido, personal y profesionalmente, estos difíciles meses de pandemia.

En lo personal con paciencia, y también la de los que me soportan, pues somos cinco personas en casa. Y profesionalmente he montado mi infraestructura aquí, y aunque tengo la tecnología avanzada y el enlace, no deja de ser complicado, ya que no es lo mismo que estar en el estudio. He echado en falta ver al técnico, a mi equipo y poder hacer los gestos propios del medio radiofónico.

¿Qué es lo que más le ha dolido de todo lo que ha pasado: el baile de cifras que nos han dado, la posible ocultación de fallecidos o el cambio de recuento de los mismos?

Ha habido tres fases: la primera de confianza ante una pandemia que sobrepasó a todos, y nos fiamos de lo que nos contaban los gestores sanitarios. Una segunda de desconocimiento ante un fenómeno que nunca había ocurrido. Y la tercera: la manipulación y la mentira, fruto de una gestión desastrosa del Ministerio de Sanidad, que a su vez depende del poder político.

En cuanto a los responsables sanitarios: el ministro Salvador Illa, y Fernando Simón…

Simón era una persona en la que en un principio confiamos por su trayectoria, pero los continuos cambios de criterio, de recuento y la comunicación, han hecho perdérsela como consecuencia de una mala gestión. Soy consciente de que se han equivocado en USA, en el Reino Unido… pero eso no sirve de exclsa para lo que ha hecho aquí, de manera lamentable, el Ministerio de Sanidad.

En lo político el Gobierno ha decidido pactar con sus socios separatistas de Bildu y E.R.C. ¿Cree que se mantendrán esas alianzas?

Se ha comprobado con el Estado de Alarma prorrogado. Vamos a ver, Pedro Sánchez, ¿va a preferir pactar con Rufián, Junqueras y Otegui o con Pablo Casado y el bloque constitucionalista?… ¡Está claro que con los primeros, para seguir en su línea!

Sus criticas en el programa van dirigidas especialmente a Pablo Iglesias, sin descartar a Pedro Sánchez…

Pablo Iglesias al menos no engaña, al querer implantar un régimen de ingeniería social comunista y chavista en el siglo XXI, desmantelando el Estado de Derecho. Pero el máximo responsable es el que está al frente de la cadena de mando, que es Pedro Sánchez. Ambos se necesitan mutuamente para sobrevivir.

¿Qué le parece el reciente rifirrafe entre Cayetana Álvarez de Toledo y Pablo Iglesias?

Es innegable que el padre de Iglesias militó en el FRAP: una organización terrorista. Y que ahora, tras sus desmanes verbales, se nos ponga estupendo y dándonos lecciones morales…Pero a mí no me gusta que en el Congreso los Diputados se dirijan así unos a otros, porque lo empobrece. Preferiría una oposición “más tranquila”.

La Comisión de Reconstrucción, ¿sirve para algo, aparte de cobrar un sueldo?

Más allá de justificar unos sueldos, como usted dice, es un mero acto de propaganda, que en un principio se vendió como “reedición de los Pactos de la Moncloa”.

A los que fueron a la manifestación en coche de Vox se les tildaba de “fachas”.

Ahí se observa una doble vara de medir. Cada uno se puede manifestar de la forma que quiera. Lo único que no me gustó de esa manifestación, es que en algunos momentos no se mantuvo la distancia de seguridad. Más allá de eso, cuando he cubierto actos de Vox me han dado a la entrada la bandera nacional oficial. Y cuando lo he hecho en la sede de Podemos, te ofrecen la republicana…

Los políticos, ¿han creado un “metalenguaje”, con términos como “nueva normalidad”, “desescalada”, que provocan un empobrecimiento del lenguaje de la calle?

Buenos, vamos a ver, los políticos salen de la calle. Pablo Iglesias salió de la universidad e Irene Montero de un supermercado. Pero el error está en utilizar eufemismos- “desaceleración” en lugar de decir que ha bajado el crecimiento económico- y otros vericuetos del lenguaje…

Los personajes de la política a los que critica con frecuencia, ¿aceptarían ser entrevistados en su programa, conociendo su estilo?

De hecho ya los he entrevistado en el pasado, y hemos coincidido muchas veces. Por ejemplo, con Iglesias, que era un tertuliano fijo cuando presentaba el informativo de la cadena televisiva Diez del grupo Vocento. Otra cosa es que a ellos no les convenga venir al programa, o se lo recomienden así sus asesores…

Televisiones

¿Le parece acertado el tratamiento que han dado los informativos de televisión a la pandemia?

No voy a criticar a otros compañeros y a la televisión, pero sí estoy convencido de que hay una sobresaturación de noticias en torno a la Covid-19, en los informativos. Como lo hacen las peleas entre gobierno y oposición. Tengo unas ganas locas de pirarme y hacer el programa en cualquier punto interesante del extranjero, donde ocurran cosas…

¿Y desde el estudio? ¿No se están acostumbrando los profesionales a hacer los programas desde sus domicilios, por comodidad?

Eso ya es decisión de cada profesional y de las empresas. Yo en cuanto pueda haré el programa desde el estudio, que es el sitio más adecuado.  

Su actividad periodista, ¿se prolonga en lo personal, en una forma de vida permanente?

Para mí el periodismo es la mejor profesión del mundo, y lo que hago es una gozada. No puedo quejarme porque es mucho más duro trabajar en la barra de un bar, o en la construcción. Creo que los periodistas nos damos demasiada importancia, y hay que desmitificar la profesión.

El periodismo que usted practica, de ir a zonas de conflicto en el extranjero ¿se está perdiendo?

Es mi manera de entenderlo, acudir a donde ocurren las cosas. Si hay elecciones en USA, me voy a la frontera con México. He estado viviendo el conflicto de Siria en Mossul, o contando en directo lo que pasaba en el Puente Simón Bolívar…Pero cuando estoy en Madrid también hago reportajes, dirigiéndome a las colas del hambre, a Cáritas, o durante estos meses explicando cómo se ha vivido la pandemia en una UCI.

Ha trabajado en todos los medios: prensa, televisión y radio. ¿Cuál es el que más le ha cautivado?

Sin duda la radio, ya de pequeño escuchaba a esa pléyade de grandes periodistas como García, Brotons, Iñaki Gabilondo, y por supuesto a Luis del Olmo.

Defina a estos comunicadores. Del Olmo.

El precursor de los magacines, con una gran olfato para saber lo que quería el oyente.

Herrera.

Es el “puto amo”, el que tira del carro en Cope, le quiero y admiro.

Alsina.

El futuro de la radio” (con todos los respetos a los demás). He coincidido con él en Onda Cero.

Jiménez Losantos.

Tiene una personalidad arrolladora, y es poca conocida la diferencia entre “el Losantos ante el micrófono”, y el del trato cercano.

¿Es duro o exigente con su equipo?

Se lo podría preguntar a ellos. Creo que la palabra adecuada es exigente, porque yo lo soy mucho conmigo mismo.

¿Le han tratado bien cuando ha venido a Barcelona, con motivo de acontecimientos más o menos conflictivos?

No tengo ninguna queja, pero tampoco la tengo de cuando he estado en Granada, en el País Vasco o en Mali. Todo depende de cómo te comportes, es una reciprocidad.

¿Tiene un criterio particular para escoger a sus contertulios de La Linterna?

Eso va en función de lo que decide la emisora,de su disponibilidad, y yo los distribuyo en parejas que pueden dar juego. Como por ejemplo las de Fernando Jáuregui y Mari Pau Domínguez, o Carmelo Encinas y Jorge Bustos.

¿Cómo valora la deriva en los últimos meses de Cs?

En un primer momento la irrupción de Ciudadanos me ilusionó. Recuerdo aquellas elecciones históricas donde ganaron, y yo estaba presente en la celebración (creo recordar en la Plaza de España). Pienso que Albert Rivera se equivocó porque pecó de ambición y murió de soberbia. Comprendo que Inés Arrimadas se haya venido a vivir a Madrid, por su situación personal, su pareja…pero el error inicial partió de Rivera y el giro del partido.

¿Existen en Cataluña más medios y periodistas apesebrados?

No es un problema de Cataluña, sino que ocurre en todos los lugares de España. Si te dejas comprar, ¡atente a las consecuencias!… Depende a veces de los propios profesionales, o de las empresas. La propia TV-3 (aunque se trata de una televisión pública) se vendió.

¿La pandemia ha parado el procés, y nos han intentado “vender algo”?

La pandemia lo ha parado todo, incluso el procés. Pero eso no quiere decir que haya desaparecido…Está agazapado, para volver después de la tragedia que nos ha asolado ¿No desapareció con el atentado del 17-A, y va a hacerlo ahora?…Y en cuanto a “vender” ¡mire las cifras de muertos en Cataluña!

¿Le asusta la pobreza que se avecina, las colas del hambre?

Las he comprobado, porque hemos hecho reportajes en “La linterna” sobre ese triste fenómeno. Se ha demostrado, ante todo, que somos un país solidario. Dicho esto, creo que se atisba un periodo de recuperación económica, y que saldremos de esta pero con mucho esfuerzo de todos

Estilo

¿Podría definir el “estilo Expósito” de hacer radio?

Yo lo resumiría en la naturalidad. Creo que soy igual ante el micrófono que fuera de él. ¡Bueno, quizá digo menos tacos fuera!…Y la gente me dice que no pierdo nunca el sentido del humor, que he heredado de mi madre y mi abuela (nacidas en Talavera de la Reina). Hay que empezar riéndose de uno mismo.

Volviendo a la prensa, ¿cree que desaparecerá el papel?

No desaparecerá, pero sí puede que algunas cabeceras. Sólo tiene que repasar la cantidad de periódicos impresos que existen en Madrid, o Barcelona. El mercado se debe replantear.

Y ante la crisis tremenda de los medios, ¿cuál cree que saldrá mejor parado?

Sin duda la radio: se ha demostrado con esta pandemia. Es la gran aliada de internet. Con un micrófono inalámbrico y una mínima tecnología, puedes hacer un programa radiofónico. Y además, te pueden escuchar igual en Australia que en un pueblo perdido de Galicia. En Cope ¡tenemos unos “dioses del periodismo” ¡Cómo Paco González, Manolo Lama, o Pepe Domingo Castaño!

¿Guarda un buen recuerdo de su etapa como director del ABC y de la agencia Europa Press?

Fue en orden inverso. El trabajar en una agencia es básico para todo periodista, es donde aprendes lo que es noticia, hacer reportajes… Y ser director del ABC a los cuarenta y pocos años es como “besar la púrpura”. Fue en un momento complicado, en plena crisis económica, y el trasvase de la redacción de siempre a la web.

Me dicen que es aficionado a los toros. En Cataluña lo tendría mal.

Más que un entendido, me gustan los toros y el espectáculo. Todo lo que sea coartar la libertad me parece mal. En Cataluña se prohibieron, digan lo que digan, por motivos estrictamente políticos. Si fuera una fiesta tradicional catalana seguirían, no lo dude. Pero se trata de la Fiesta Nacional, con mayúsculas.

Por si no tuviera bastante con acabar tarde por “La linterna”, de buena mañana le escuchamos en el programa de Herrera donde le llaman “El tron”. ¿Es un apodo?

¡Eso fue cosa de Herrera!, encontrarme un apelativo! Es como cuando en Cataluña dicen “nen”, pues en Madrid se utiliza “tronco”y al final decidimos que fuera “tron”.

Pues que usted lo tronee bien.

José R. Palomar


‘Equidistantes exquisitos’ es el último libro de Antonio Robles, un ensayo que constituye, en palabras del economista Félix Ovejero, “un inventario del paisaje humano que allanó el camino a la locura nacionalista”. Cuenta con un prólogo del dramaturgo Albert Boadella. El PVP del libro es de 17 euros. Si desean pagar por tarjeta o paypal pueden hacerlo en este enlace del módulo de pago. Sigan los siguientes pasos: Pongan en el recuadro en blanco ("donaré”) el importe correspondiente al número de ejemplares que deseen (17 euros, si quieren uno; 34 euros, si quieren dos, y así sucesivamente). Pongan solo el número, no pongan la palabra “euros”. Sin añadir nada más hagan clic en el botón "donar". A continuación, le saldrá otra pantalla en la que le pedirán datos y pongan en el recuadro "información adicional" la siguiente información: "Libro Robles" y su dirección, código postal y un correo electrónico válido. Ha de escoger si quiere pagar por tarjeta de crédito o por paypal. Y luego dele a "realizar el pedido". Otra forma de adquirir el libro es escribiendo un correo a [email protected] y se les informará de otras formas de pago. El libro tardará unos 15 días, debido a la reducción del servicio de Correos. Si tienen dudas escriban al correo antes indicado.

no recibe subvenciones de la Generalitat de Catalunya.
Si quieres leer nuestras noticias necesitamos tu apoyo.

DONA

Recibe las noticias de elCatalán.es en tu correo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: SERGIO FIDALGO.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: [email protected].
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.